Afecta como soy a los estrenos, no me iba a perder el estreno del año chino 4706…año de la rata dicen.

Partí como a medio día…mejor dicho…partí cuando me desperté…y como no uso relojes…calculo que era mediodía. Me llegué en colectivo hasta Barrancas y de ahí seguí a pie. A lo lejos…y con el sol de frente, hubiese jurado que una reunión de seguidores de Chavez: color rojo por todos lados.

Después de haber caminado algo más de media cuadra…media hora después…recordé que desde hace un tiempo ya no me gustan esos lugares tan concurridos…donde una pierde la libertad de acción…hay que parar cuando paran todos y arrancar cuando corresponda. Ni hablar de volver al punto de partida…quizás el retroceso sea tomado como señal de cobardía…no lo sé…cuestión que había que seguir y seguir. En un momento encontré una alternativa y entré a un supermercado. Cantidad de gente comprando fideos de arroz…de esos que parecen los típicos cabellos de ángel, algas y cosas que dudo usen en la preparación de algún plato en esta semana. Me pareció que éramos muy occidentales para estar comprando tanta cosa que no podemos pronunciar.

Había una feria, al parecer muy interesante, pero a la que no me pude acercar por la marea humana en la que me encontraba inmersa. Empecé a sentir el sudor típico de la claustrofobia y el calor…quería irme…pero alguien pisaba mis alpargatas. De a poco…a paso de procesión…fui encontranto un hueco…me metí por ahí y salí con rumbo a una avenida. Paré un taxi y me vine directo a casa. Demasiada gente para un Domingo a la tarde.

Llegué a casa, acomodé los fideos de arroz, la salsa de soja, el aceite de sésamo, un par de latitas con olor raro que calman los dolores de muela y alivian la tos, colgué la campanita detrás de la puerta y puse a lavar toda la ropa que llevaba puesta…demasiado olor a gente para mi gusto.

En el camino de regreso comenté con el chofer que los años han obrado cambios profundos en mi. Aparentemente en él también. Habíamos coincidido en un recital de Nina Hagen en Velez a mediado de los 80’s…fuimos a las 48 horas de rock detrás de la estación Bancalari y hoy dudamos en subirnos a un ascensor si va muy lleno. Me adherí al débito automático de todos los servicios para no tener que ir al banco, viajo de vacaciones fuera de temporada, voy al teatro los días de semana, sólo tengo 4 sillas en casa. Pensándolo bien…me parece que me estoy poniendo algo hermitaña…disfruto de las buenas compañías…pero de a poco.

María, descarto China como destino de vacaciones…son un MONTÓN!!!!!!!
P/D. Feliz año!!!!!

Anuncios