Ya se dio por empezado este año…fin de los feriados que hacían fines de semanas largos y vuelta a la rutina: teatro.

Anoche fui a ver Codicia, con Alejandro Awada, Luis Ziembrowski, Facundo Arana, Federico Olivera, Jorge D’Elía y Oscar Alegre.

No me sorprendió mucho la historia…siempre pensé que esos vendedores de humo deben ser así en el fondo…todo por la firma de un contrato.

Muy buenos momentos de Alejandro Awada…que en su vehemencia al hablar se escupió, escupió el escenario y hasta algunos colegas. Lo malo de estar en segunda fila…se ven esos detalles que la mitad de la platea tranquilamente perdió.

Jorge D’Elía demostró que se puede actuar casi sin tener parlamento. Ignoro la cantidad de frases que dijo su personaje…pero no fueron muchas. Igualmente, su manera de caminar, la forma de tomar el borde del pantalón o el retorcer del pañuelo transmiten tanto o más que mil palabras.

Algunos grititos al final para Facundo Arana y chau…fin de la obra.

Si quieren ver a 4 (cuatro) vendedores demostrar lo extenuante que es vivir a comisión, vayan a verla. Hay un policía en la obra…pero no es un policial.

María, esperaba un poco más de mi primer salida al teatro del año…

dibujo.jpg

Anuncios