Se equivocan si creen que este es el blog de Abel Pintos. Todo tiene una historia: una amiga coreuta (…bueno no se si para tanto…corista no, eh?…canta en un coro) me contó que el 11 de Noviembre, día en el que solíamos festejar la tradición, va a cantar una canción de Eros Ramazzotti. En principio, me pareció como mínimo raro que no se use la excusa de la fecha para cantar algún tema que nos ponga un poquito más cerca de otra tradición…la de escuchar música nacional. Reconozco que escuchar y cantar canciones de artistas italianos puede ser alguna tradición también…pero entiendo que el recordatorio se refería a otra cosa, no?

Y justo hoy 11 de Octubre…recordatorio del último día en que los pueblos originarios se supieron y sintieron dueños de las tierras. Si tienen unos manguitos y no saben en qué gastarlos, compren “El conquistador”, de Federico Andahazi y después cuéntenme donde estaba la barbarie de la época. Es una novela o tranquilamente puede ser una parte de la historia que no nos han contado por aquello de que la historia la escriben los que ganan.

Con la costumbre que tengo de opinar cuando nadie me pregunta nada…opiné. Dije “no se les ocurrió cantar algo un poco más nuestro? Y el primer nombre que me vino a la mente fue el de Abel Pintos. La respuesta fue “y quien es ese?”. Si debido a la lluvia no han podido ir a una disquería a comprar un par de discos y conocerlo, les comparto un par de temas elegidos al azar. Me gustan todas sus canciones, creo que tiene una sensibilidad increíble.

Ojalá alguno se anime a cantarle a dúo siguiendo la letra y se de cuenta de lo que se estaba perdiendo.

María, linda manera de lograr que se me empiecen a destapar los oídos…

[odeo=http://odeo.com/audio/17108403/view]

A veces pasa

A veces pasa que la razón
corta el hilo y se va volando
con los vientos de una pasión
que a otros cielos se van soplando.
Se te escapa de las manos
y te deja solo en la vía
abrazado a una confusión
que no te lleva a una salida
Y todo es culpa del corazón,
que no toma una decisión.

Soñar puede cambiarnos la vida
Soñar suele curar las heridas
Amar para cambiarnos la vida
Y amar, para curar las heridas.

Se te escapa de las manos
y te deja solo en la vía
abrazado a una confusión
que no te lleva a una salida
Y todo es culpa del corazón,
que no toma una decisión.

Soñar puede cambiarnos la vida
Soñar suele curar las heridas
Amar para cambiarnos la vida
Y amar, para curar las heridas.
Y abrir las puertas del corazón
Y tomar una decisión.

[odeo=http://odeo.com/audio/17108153/view]

Ojos de cielo

Si yo miro el fondo de tus ojos tiernos
se me borra el mundo con todo su infierno.
Se me borra el mundo y descubro el cielo
cuando me zambullo en tus ojos tiernos.

Ojos de cielo, ojos de cielo,
no me abandones en pleno vuelo.
Ojos de cielo, ojos de cielo,
toda mi vida por este sueño.
Ojos de cielo, ojos de cielo…
ojos de cielo, ojos de cielo…

Si yo me olvidara de lo verdadero,
si yo me alejara de lo más sincero,
tus ojos de cielo me lo recordaran,
si yo me alejara de lo verdadero.

Ojos de cielo…

Si el sol que me alumbra se apagara un día
y una noche oscura ganara mi vida,
tus ojos de cielo me iluminarían,
tus ojos sinceros, mi camino y guía.

Ojos de cielo…

[odeo=http://odeo.com/audio/17108073/view]

Bailando con tu sombra (Alelí)

Quien podrá quererte como yo te quiero amor?
quien pregunto quien podra quererte como yo?
siempre lo decias y me atabas a tu piel
con ramos de besos escuchaábamos caer
sobre los techos de zinc
lluvia de otoño en abril.

Tengo esa nostalgia de domingo por llover
de guitarra rota de oxidado carrusel
ay Alelí pobre de mí…

Yo te desnudaba para ver como era el mar
y el mar se enredaba a mis deseos de volar
íbamos tan lejos que olvidabamos volver
nos traía el ángel ciego del amanecer
y se acostaba a tus pies
como un gatito siamés.

Tengo esa nostalgia de domingo por llover
de guitarra rota de oxidado carrusel
ay Alelí pobre de mi

Esta noche quiero que bailemos otra vez
la canción que el viento nos cantaba en el ayer
ya sabrá el infierno como hacer para aceptar
que baile en mi celda con tu sombra sin parar
como he podido matar
a quien me hacia soñar

Tengo esa nostalgia de domingo por llover
de guitarra rota de oxidado carrusel
ay Alelí pobre de mí…

Anuncios