Una vez aprendí que toda ley se supone conocida. Esperaba que no sólo las leyes se supusieran así…algunos hechos de la vida deberían gozar del mismo privilegio.

Durante mi niñez, jamás puse en duda que Esquina era un lugar conocido por todos. Teniendo mi mundo la distancia que separaba el Río Guayquiraró y el arroyo Guazú, como podía alguien no saber donde quedaba el Correo, el Banco, la unión telefónica o el mercado? Eran únicos y, además de permitir el intercambio postal, propiciar las comunicaciones, ser el centro de pagos/cobros y vender frutas y verduras, servían casi como puntos cardinales. Mi tía Ina vivía a la vuelta del Mercado, yo vivía arriba del Correo y me encontraba con mis amigos en la plaza frente al banco.

Ya un poco más crecida, aprendí que el mundo podía ser un poco más grande…pero el centro seguía siendo Esquina.

Crecida del todo, mudada a la ciudad y ya consciente de lo que es un puntito en el mapa, todavía me sorprendo cuando alguien conoce mi pueblo natal. Algunos lo recuerdan por la pesca, otros porque Diego Maradona iba seguido antes de irse a Europa.

Mi mundo es más grande…pero sigo creyendo que algunos lugares son conocidos por todos.

Ayer vi en eBay, la versión mundial de Mercado Libre, un producto a buen precio. Consulté cuanto saldría el envío a Argentina. Esta mañana recibí la respuesta. Estaba en inglés…pero les paso al traducción: si María, entrego en Argentina…el costo para cualquier lugar de Australia es de 35 USD.

Y nosotros que nos creemos el ombligo del mundo!!!!!!!!!! El que me contestó cree que Argentina está en Australia. No nos escandalicemos tampoco…es para equilibrar con los que no sabían donde quedaba Giorgia hasta la semana pasada.

María, medio perdida con tantos países nuevos…

[odeo=http://odeo.com/audio/16554193/view]

Igual que vos – Ignacio Copani

Yo vivo acá
conozco bien cada detalle
del barrio, de esta calle
Igual que vos
Me enamoré, pasé con diez
zafé con cuatro
y soy feliz de a ratos
Igual que vos
Y me han pegado
en las costillas y en el alma
y me han robado
la cartera y la ilusión
los mismos monstruos
que devoran tu esperanza
y te roban a vos
Yo vivo acá
más bien diría: sobrevivo
me empujan pero sigo
Igual que vos
La misma luz
el mismo barro en las rodillas
las mismas pesadillas
Igual que vos
Los mismos sueños
de creer que nuestros hijos
serán un día dueños de un país mejor
como el que vi
o por lo menos parecido
al que viviste vos
Yo vivo acá
con una flor, con cien espinas
me quedo en la Argentina
Igual que vos
Por unos pocos
minutitos de alegría
me aguanto tantos días
Igual que vos
Y aunque pensemos
de manera diferente
y yo no cambie
ni aunque me lo pida Dios
y este domingo
estés en el tablón de enfrente
yo soy igual que vos
Sufro a tu lado, reís conmigo
Mirame bien
Yo soy tu espejo
y vos el mío
Sufro a tu lado, reís conmigo
mis pasos siempre pasarán
por tu camino.

Anuncios