Muchas veces me hice esa pregunta…contestando “si” para mis adentros.

Esta mañana me di cuenta que estaba equivocada.

Iba en un taxi manejado por un humorista…escritor de monólogos para cómicos conocidos…según él.

Con una sonrisa propia de Juan Carlos Rousselot, arrancó de la nada diciendo: la pobreza…sabés cuando te recibís de pobre? Cuando vas a comprar a Eki o a Día % o Leader Price…juajuajua (risa de él, no?)…en Jumbo la puerta se abre sola cuando entrás…acá no…la tenés que abrir vos…total sos pobre…juajuajua…y no hay caja rápido…al ser pobres nadie compra más de 3 (tres) productos….juajuajua.

No me asiste el derecho de juzgar a nadie…pero puedo tomar una decisión al respecto: me bajé…lamentando haberle dejado esos $5 a una persona que confundió humor con burla.

Me dio “vergüenza ajena”…pero creo que no hay lugar donde denunciar eso, no?

María, indignada…

Anuncios