Esta tarde me regalaron un chocolate Coffler. Rico…blanco con trocitos de alguna galletita negra. Venía con una pequeña etiqueta que decía que si mandaba un SMS con un código a no se qué número, podía ganar algo.

Y gané!!!!

Por el mismo medio, un SMS, recibí la noticia: usted ha ganado…UN PIROPO!!! Qué Dios te guarde y me entregue la llave!!!!! Me causó mucha gracia!!!!

María, al fin y al cabo es un premio…

Anuncios