..el de 1821…en el Cabildo Abierto en Lima, José Francisco de San Martín, declaró lo siguiente:

EL PERÚ DESDE ESTE MOMENTO ES LIBRE E INDEPENDIENTE
POR LA VOLUNTAD GENERAL DE LOS PUEBLOS
Y POR LA JUSTICIA DE SU CAUSA QUE DIOS DEFIENDE
¡VIVA LA PATRIA!
¡VIVA LA LIBERTAD!
¡VIVA LA INDEPENDENCIA!

Después de habernos conseguido la libertad, se fue para Chile, hizo lo mismo junto con O’Higgins y partió desde Valparaíso hasta Perú. Dicen que desembarcó en Paracas. Me vinieron buenos recuerdos a la mente. No, irrespetuosos, no estuve en el 1921, pero visité varias veces la tierra inca y de ahí son los recuerdos.

Mi saludo desde acá a Dianita, Ceci, Juan, Pietro, Jimmy, Paulo, Lourdes, Auri, Mario, Mario José, Fidel, Félix y todos los que hicieron que mis estadías fueran inolvidables.

Recordé Barranco, el Oasis, La rosa náutica, cuando me sacaron de la habitación del hotel pasada la medianoche porque en el cuarto contiguo unos matones orientales estaban “ajustando cuentas” con un pescador, la noche de la mazamorra en la plaza de Miraflores, el taxi que me llevó al barrio Cuba cuando yo le había pedido ir a la calle La Habana, las peleas entre vendedoras de anticuchos, el jugo de lúcuma, la noche en el cerro San Cristóbal temiendo por nuestras vidas, el desierto, Los pescados capitales, las chocotejas, Gianmarco, la Muralla…

Por qué será que no se puede estar en dos lugares a la vez? Hoy me gustó acá…pero me hubiese tomado una Inca Kola con amigos y lo hubiese pasado igual de bien allá.

María, recordando a los hermanos latinoamericanos…
Paracas

Anuncios