Hasta acá nos llegan las noticias de la niebla en Buenos Aires. Y estamos pendientes además. Hasta que no se levante la niebla en Aeroparque, los aviones no podrán llegar a Bariloche…ergo…no me puedo ir a Calafate. En fin, me “sacrificaré” y me quedaré un día más en Bariloche.

Para los eternos adolescentes que preguntaron, no fui ni a Grissu ni a Cerebro…solamente a La Alpina a comer fondue con Ana, luego a tomar algo a Wilkenny o al Roxy. (Ana: la encontré perdida en el Bolsón, le recomendé unos lugares, le presenté a mi amigo Marcelo y ahora nos cruzamos en Bariloche. Se está volviendo a California, lugar de donde es nativa, pero tiene para unos días en Baires. Yo voy a estar acá, así que ya le estoy pidiendo a mis amigos que la acompañen y la lleven a conocer la ciudad como corresponde).

Intentando enterarme en qué momento Buenos Aires deja su complejo de querer ser Londres, me he estado enterando de las novedades del caso “Norita” y, de paso, la muerte de la señora Marta Holgado…la que se decía hija de Perón. Ambos casos, unos por positivo y otros por negativo, el ADN fue protagonista.

Les paso una foto que ilustra mi momento. No puedo bajar nada de mi cámara…el cable está en la maleta.

María, descansando…