En la primer clase de ceremonial y protocolo nos comentaron que otra manera de llamar al curso era “Etiqueta” y nos brindaron una explicación: en el nacimiento de las buenas costumbres y como para que las mismas sean conocidas y practicadas, a los franceses se les ocurrió la idea de poner cartelitos que indicaban lo permitido y lo prohibido. Quizás algunas eran obviedades, pero funcionaban como ayuda memoria. Esos “cartelitos” también recibían el nombre de “etiquetas” y de ahí poner ese nombre a ese conjunto.

No se el motivo. Quizás por ese antecedente, o por ser del interior, o por ser mujer, o por ser mayor, o por un patrón genético, o por conveniencia o por lo que sea, tiendo a considerar como cuasi verdad todo lo que encuentro en letra de molde. Léase: libros, diarios, revistas, citas, carteles, recomendaciones, etc, etc, etc.

Sin ir más lejos, hace unos meses, aprovechando la conexión de banda ancha que estaba estrenando, quise bajar el último disco de Keane por pedido de mi compañero de isla. Busqué en la red y encontré (100%) keane – under the iron sea – 2006 new album. Segura de que era el disco buscado inicié la descarga y copié el resultado en un disco y lo llevé, ilusionada, a la oficina. Al abrirlo nos dimos cuenta que tenemos 400 megas de fotos de Janine Lindemulder. Tenemos a Janine en una moto, en una piscina, bailando en un club nocturno, mostrando sus piercings, unas 2800 fotos de esta señorita sola, con una amiga, con un amigo, con dos amigos, en fin, nada que ver con el disco de Keane. Ya borré el archivo de mi máquina, pero temo que otros caerán en el mismo engaño y estaremos llevando y trayendo a esta Janine Lindemulder de una máquina a la otra.

No volví a intentar bajar muchas cosas de la red, pero, adicta como me encuentro a la serie Lost, entré a buscar los últimos 2 (dos) capítulos de la temporada 3. Introduje la búsqueda y esperé. El que busca…encuentra, dicen. Y encontré. Aparecieron los valiosísimos capítulos faltantes: 22 y 23 – Through the Looking Glass (Jack).

Dejé toda la noche bajando. A la mañana vi la barra en color verde, indicando que al descarga había sido completa. Por temor a no poder dejar de verlos, sabiendo que no me podía tomar el día, me fui a trabajar, segura de que el fin de semana le haría justicia.

Preparé mates y me senté frente al monitor. El solo hecho de ver el cartel negro con letras grises hizo que empezara a palpitar: por fin iba a saber qué significaban 4, 8, 15, 16, 23, 42. Hasta ahora sólo se que son las coordenadas de un lugar de Africa, que no salen nunca al Loto ni al Quini, que la suma da 108 que es el número de minutos que le da la compu, que puede apoyar una teoría de gemelos, pero no mucho más.

Esperaba una sorpresa…pero no ésta: más de una hora de vídeos de una chica muy parecida a Janine Lindemulder. Esta vez no eran fotos…pero volvimos a caer.

María, lost…jejeje

Anuncios