Si que importa… Lunes, May 28 2007 

Bizantinas discusiones he escuchado respecto al “tamaño”. En general, como para quedar bien con todos, se tiende a decir que el tamaño no importa, que el pefume viene en frasco pequeño, el veneno también, que no importa el tamaño de la varita del mago sino la magia que con ella se haga, etc, etc, etc.

Contraria a aquel amigo extraño de los Henderson, el Sasquatch o pié grande, que todos sabemos que calzaba tranquilamente un 59 o 60, este mediodía compré mis botas de trekking, último elemento para la travesía, en una oferta de zapatos infantiles.

Y si, quienes usamos zapatos 37 podemos decir que el tamaño si importa.

María, habituada y conforme con esas compras…
P/D. Estoy agotada…no tengo tiempo ni para pensar…perdón…últimos días antes de la travesía hasta el FIN DEL MUNDO!!!!!!!!!
0001tamano.jpg

Anuncios

Tranquila Viernes, May 25 2007 

Tranquila – de Javier García

Despacio con ritmo bueno, así se llega a la cima
Suave, suavecito, no vayas con tanta prisa
Recorre todo el terreno, súbete a una montaña
quédate un ratito y después te bajas
Quédate un ratito y después te bajas
Quédate un ratito y después te bajas

Huele una margarita, una rosa y un clável
prueba un poco de todo, lo que sea placer
Para gozarlo rico, tienes que conocer
Lo bueno y lo malo, y lo te dé placer
Lo bueno y lo malo, y lo te dé placer
Ahora en buen camino, nada nos va a parar
Lo que sea que encontremos, nos gustará
Lo que sea que encontremos nos gustará
Lo que sea que encontremos nos gustará
Para recorrer tranquila, sígueme a mí tranquila
Deja de correr, tranquila, no se terminarán tus vidas
Para recorrer tranquila, sígueme a mí tranquila
Deja de correr, tranquila, no se terminarán tus vidas
Para recorrer tranquila, sígueme a mí tranquila
Deja de correr, tranquila, no se terminarán tus vidas
Para recorrer… tranquila

Plan de evacuación Miércoles, May 23 2007 

Hay noches en las que no puedo dormir…otras en las que deseo no hacerlo.

La de anoche…fue “mixta”. A eso de la medianoche, la ingesta etílica empezó a hacer efecto en la persona de mi vecina y su novio.

Como siempre, empezaron con alegría…hasta que se empiezan a extraviar cosas. Cosas que me parece nunca tuvieron. Anoche fue un anillo. Era tal el afán por encontrarlo, que arrojaron al piso todo tipo de mueble pequeño. Desde mi cuarto se escuchaba el ruido a “golpe”.

Asomaba por el balcón, miraba el cielo y se preguntaba “por qué a mi, Dios?…por qué a mi?”. Callada repetía similares palabras en mi mente.

Al rato se volvió a asomar para gritar “Aleluya Dios, Aleluya”. Bien, por lo menos mejoró su relación con el Divino.

Cuando creí que ya se había terminado el show de la noche, la estufa/calefactor o lo que sea que les da calor, se transformó en el objeto de su ira. Se sentía ruido a chapa…como que le pegaban a algo. Luego un silencio y una exclamación/pregunta: HAY OLOR A GAS?!?!?!?!?!?!

Sin salir al balcón, elevé una plegaria al santísimo: QUE SE EQUIVOQUEN!!!!!!

Desde ese momento, el diálogo fue más breve…sólo intercambios cortos.

– Prendió?
– Qué cosa?
– La llama!!!!
– Ah, no sé, no veo…fijate vos.
– Parece que no…voy a abrir de nuevo…vos fijate si calienta.

Idas y vueltas…el artefacto a gas que no prendía…los intentos vanos.

Me empezó a agarrar el sueño, pero una idea ladina se instaló en la calma de la noche. “Y si hay un escape de gas?”…”Y si acercan la estufa a las cortina y se prende fuego la casa?”.

Llegué al comedor…imaginación frondosa la mía, ya lo sé…pero cierto olor a humo avalaba la hipótesis. Humo, fuego, cenizas…lo mismo. El cenicero había quedado sobre la mesada. Aproveché para ordenar un poco y desodorizar la casa para poder detectar instantáneamente cualquier escape de gas o incipiente fuego.

El sueño medio que se me había ido…y no quería que regrese…prefería la vigilia. Levanté un poco la persiana para asegurarme que vería las llamas si empezaban a bajar.

Una de las noches más frías del año, debo reconocer. Se congeló hasta mi materia gris.

Y si realmente se desataba el fuego…qué debía hacer? Recordé que una amiga pasó por una evacuación hace unos años. Hasta hoy es recordada en el barrio por la chica que salió a la calle descalza, con camisón cortito y transparente. Preparé una muda de ropa y la dejé al costado de la cama.

Volví a dormir con una pregunta recurrente: qué debería llevarme en caso de tener que salir de raje? Documentos, una campera, el celular, el ekeko, los anteojos, el morral…

Pensamiento raro…pero esclarecedor: no me aferré a nada de valor para salir. Entendí que lo único que debo preservar es a mí, y que todo lo que quiero siempre va a estar a salvo.

Las 2 (dos) horas que me quedaban hasta que sonara el despertador, las usé para el sueño profundo.

María, lo único que me voy a llevar de acá son esos buenos momentos…

Será que todo tiene precio? Domingo, May 20 2007 

Ya les he comentado que el primer libro que estrené fue “Corazón”…pero no fue el primero que leí. De prestado, me topé con una pila de libros de aventuras que siempre recomiendo…todas las aventuras de Julio Verne.

Cinco semanas en globo, Dos años de vacaciones, El faro del fin del mundo, La esfinge de los hielos, La vuelta al mundo en 80 días, y tantos otros.

Evidentemente no fueron libros que leí y olvidé. Cada vez que empiezo a planear las vacaciones, lejos de elegir lugares convencionales, busco sitios donde poder conocer parte de la cultura del lugar. Quizás también contagiada por el espíritu paterno que construyó una casa rodante sobre un colectivo viejo y nos llevó a conocer el mundo.

Gracias a programas de pasajeros frecuentes, acumulación de puntos en tarjetas de crédito y al desembolso de alguna diferencia, ya tengo emitidos los pasajes.

A la hora de presupuestar alojamiento y excursiones, los números empezaron a aumentar. Eché mano a lo que se podía. Vendí un discman, un viejo celular, 3 libros, un reproductor de mp3, una impresora y sigo. Esta semana publico otro celular, una filmadora, una cantimplora y todo lo que vea en mi casa con ganas de irse.

Igualmente, eso de vender “todo”…es una manera de decir. Hay cosas que no se compran ni se venden…o por lo menos eso creía. Me acabo de enterar que una persona está vendiendo un amigo. Y no cualquier amigo…un amigo imaginario. Y hay gente interesada, eso es lo más triste…

Para evitar malos entendidos: puedo vender la juguera o el masajeador capilar…pero a mis amigos, imaginarios o reales, NO. Quedó claro?

María, celosa hasta de mi imaginación…
P/D. El recorrido es el siguiente: Buenos Aires, Bariloche, El Bolsón, Villa La Angostura, paseo en La Trochita, Calafate, Ushuaia, Río grande, El Faro del fin del mundo, ay, ay, ay, ya me cansé…

Leer nota completa

Tanto GRGR para decir GRegorio Sábado, May 19 2007 

Esa frase usó mi padre para enseñarme lo que era un eufemismo. Dar vueltas y vueltas para terminar diciendo algo.

Tarea loable para tratar algunos temas. Admiro la habilidad de algunas personas. En algunos casos, también, es difícil ser directo. Al pan…pan, y al vino…vino – diría también mi padre.

Esta mañana, leyendo los diarios, me encantó ver ambos ejemplos. Unos fenómenos!!!

María, disfrutando del Sábado…

0000001infobae.jpg Para algunos son “adulterados”

0000001clarin.jpg Para otros truchos 

Esta vez podemos todos Sábado, May 19 2007 

Un canal de noticias está emitiendo una serie de documentales sobre los refugiados ambientales. Muestran la cantidad de gente que debe dejar su lugar debido a las catástrofes climáticas.

Como corolario, la mayoría de los científicos dicen que el hombre es, en general, responsable de tales desequilibrios. Parece que tanto tiempo sobre el planeta y no se nos ha generado ningún lazo que haga que lo cuidemos.

En general, la solución no depende del individuo sino de la sociedad…creo que es por eso que no se solucionan todavía…porque nos cuesta entender que la sociedad es este conjunto dispar de individuos.

El Domingo que viene es el momento de sentir que cada uno de nosotros puedo hacerse escuchar. Si queremos pedir a gritos que paren de matar ballenas, esta vez podemos hacer algo. No es difícil…sólo hay que ponernos una remera azul e ir a las 14.00 a la plaza más cercana. En mi ciudad, nos convocaremos en el Obelisco…pero en cada pueblo se debe estar organizando una…de lo contrario…armá vos una.

Ahora tenemos el deber de cuidar a las ballenas, no sea como dijo Victor Heredia “…no quiero ver un día manifestando por la paz en el mundo a los animales. Cómo me reiría ese loco día, ellos manifestándose por la vida….y nosotros apenas sobreviviendo…”.

María, esperando el Domingo para ponerme la remera azul…
P/D. Esqui, organizá una en Rosario…total…es para que no maten ballenas…todavía van a poder seguir comiendo gatos… 😉

Seguidora como perro ‘e sulky Viernes, May 18 2007 

En determinadas circunstancias, esa actitud, suele hasta parecerme una cualidad.

Igualmente, conocer y respetar un límite es de buen tino.

Hace un tiempo leí lo de los alimentos transgénicos. Ojo, no lo entendí de entrada…pero con el tiempo me fui acostumbrando y ya es un tema de todos los días.

Por otro lado, en una novela se habla de clonación. Temas de alteraciones genéticas están hasta en el vocabulario de una señora como mi madre.

Casi a toda hora, algún canal científico está tratando esos temas.

Es bastanta la info con la que se cuenta…pero creo que no es suficiente. Cuando veo cosas así me pregunto: estará “tuneada”? Digo, no respetan ninguna parábola que manifiesta su lentitud. Deberé cambiarle el apodo a un conocido.

Vean esto y después díganme si estamos preparados para un mundo con animales que se comportan de esta manera.

María, sorprendida…
P/D. Urgente otra canción para Manuelita…la que conocemos no aplica
P/D2. Favor mostrar a Sofi, Tuti y Lucas.

Premios y más premios Jueves, May 17 2007 

Quien diga que no le interesa ganar un premio…mmm…está bien…lo respeto…pero reconozcamos que además de la competencia, el ganar, tiene su encanto.

Se lo dice una ganadora por incontables años consecutivos del premio “tía del año”. Ojo, no es fácil…pero hay que esmerarse.

Los desafíos que se me colocan suelen ser complicados…pero los cumplo.

Una vez, como incentivo, me arrojaron un “y…yo quiero un autógrafo de los chicos de Operación Triunfo”. Quienes me conocen saben que no miento. Un Jueves después de haber terminado el concurso, saben con quienes me encontré en la sala de espera de la doctora Pardo? Si, con unos cuantos de ellos. Di vuelta el papel con el resultado del hepatograma, pedí prestada una lapicera y me llevé el objeto que ese año me dio el galardón.

Las apuestas cada vez eran más fuertes. Me desafió delante de todos: quiero un autógrafo de MI actriz favorita. No viene al caso decir quien es. A la semana, a la salida del teatro, conseguimos que le firmara una foto, que le diera un beso y que le dijera “sos preciosa”.

Después de una charla profunda, concluímos que no era necesario seguir entregando tamaña distinción…todos sabíamos que no hay cosa que no haga la tía por su Tutu.

Apenas puedo contener las lágrimas. Recién entré a su fotolog y encontré la siguiente declaración “Sii,, tenés el premio dee tía del año 😛 .. Gracias, te quiero mucho,.”.

El Oscar tendrá su prestigio, el Martín Fierro su encanto…pero antes de la mitad del año saberme ganadora no tiene precio!!!!!!! jajaja

Gracias a vos Tutu. Gracias por ser mi amiga y mi compañera en esta aventura de vivir. Gracias por ver lo que imagino. Gracias por recordarme lo simple que puede ser todo. Gracias por ensayar tantas demostraciones de afecto. Gracias por tocar la canción de Titanic en la flauta dulce hasta el cansancio. Gracias por tener una foto nuestra en tu pared. Gracias por conservar el perro blanco con gorro que tanto me gusta. Gracias por sentir mi casa como la tuya. Gracias por pedirme ayuda con la tarea, me hacés sentir muy útil. Gracias por conservar nuestros secretos a salvo. Gracias por afirmar “yo soy la única que te entiende”. Gracias por cuidarme. Gracias por mantener intacto nuestro lazo…algunas cosas cambian…nosotras no. Gracias por acompañarme a ver los eclipses a pesar de la lluvia. Gracias por acompañarme en las “clases de manejo”. Gracias por cuidar a Perla. Gracias por hacerme sentir que estás orgullosa de mí. Gracias por pedirme que me quede. Gracias por los abrazos. Gracias por imaginarme viejita…cerca tuyo.

Un beso bombón. Yo también te quiero.

María, la tía del año…

Repite, repite, repite… Martes, May 15 2007 

Ortega y Gasset decía que “el hombre, es el hombre y sus circunstancias”. Aplica para cualquier género.

En mis épocas en Gerencia de Industrialización, el tema recurrente solían ser hilo, pespunte, pié de cuello, atraque, remaches y botones.

Hace más de 2 (dos) años trabajo en un universo mayoritariamente de hombres, hombres fanáticos del football, que dejan vacía la oficina los Martes y Jueves de 12.00 a 13.30.

Eran mis días más aburridos de la semana. Esperaba ansiosa verlos llegar. Normalmente, regresaban en silencio…peleados. Al rato empezaban los reproches. El arquero al delantero. El delantero al defensa. El defensa al contrario. Todos eran culpables del mal rato.

Cuando los ánimos empezaban a calmarse, arrancaban las narraciones de las jugadas. Escucharlos con los ojos cerrados hacía imaginar a Pelé, Maradona, Moreno, Pedernera, Labruna y Loustau. Describían jugadas dignas de cualquier enciclopedia.

Ésto, y el aburrimiento, hizo que los empezara a acompañar. Como público obvio. No eran malos…eran malísimos. Uno de ellos, avergonzado de verme, se acercó al tejido y me confesó: María, somos unos muertos.

Al regreso, la mayoría me preguntaba como había sido el partido. Como no tenía tiempo de sentarme con cada uno y relatarle el peor partido de mi vida, tomé la costumbre de mandar un e-mail comentando las anécdotas. Ojo, no es tarea fácil. Como se describe que Pablito se cayó “de ojo” en el medio de la cancha? Si, no se cayó de cúbito dorsal, ni de espalda, ni de rodillas…pegó con el ojo izquierdo en el piso. Otro cayó de pecho al mejor estilo palomita. A Fernando, el arquero, se le pasaban las pelotas entre las piernas como si su postura fuera la de un jinete y le hubiesen robado el caballo.

Mi escaso vocabulario footballístico no era suficiente para los relatos, así que apelé a mis recuerdos de la primaria y casi me diplomo en el tema “sinónimos”. No podía decir “Andrés” en cada jugada, a veces lo aludía como “el genio de Middleware”, “papaíto piernas largas”, “la saeta” o “el morocho del fondo”. El nombre de “Fernando” era reemplazado por “El terut”, “Largo”, “el cano de Parque Chás” o “El Flaco”. “Nestor” era “Coloccini”, “el de rulitos” o “el que juega en cueros”. No se si era ortodoxo, pero todos me entendían.

Creo que los que leyeron hasta acá entienden la idea, no? Reemplazaba el nombre o el adjetivo del jugador para no repetir, repetir y repetir.

No sé como se llamará este recurso en literatura…no es lo mío.

Hasta hoy, creía que alguien que escribía en un diario, debería tener este concepto, aunque sea “de oído”. Me di cuenta que no. Al parecer el negocio es otro: presumir. Si, presumir…aprendieron lo que quiere decir “blonda” y la usan en cada párrafo. Por otro lado, tampoco estaba mal decir “rubia” en una de las frases, no? Al fin y al cabo quiere decir lo mismo. O no lo sabían?

María, cansada, cansada, cansada…

00001blonda1.jpg

Decena!!!!! Lunes, May 14 2007 

Increíble!!! Siguen encontrando parecidos. Un día, con tiempo, voy a pasar los míos.

Serán estos vídeos una demostración de la teoría de Rousseau? jejeje…sigo a full con Lost. Cada vez me falta menos.

María

Página siguiente »