Viviendo en Esquina, pueblo pintoresco si los había en otra época, las noticias y costumbres no llegaban muy rápido.

Estábamos enterados de los Reyes Magos y el Ratón Perez…aunque acá, en la capital, me enteré del apellido…antes era sólo “el ratón”.
Las Navidades, calculo que por falta de tiempo y lo intransitable de las rutas de ripio, no era Papá Noel quien acercaba los regalos sino simplemente “El niñito Jesús”. Mis amigos venezolanos también están enterados de eso…conocen a Papá Noel o Santa Clauss por las películas.

En fin, todo eso es creíble: los Reyes Magos salen de Oriente siguiendo una estrella…no hay forma de perderse…pueden llegar a todas las casas gracias a los usos horarios. Lo del Niño Jesús o Papá Noel ni hablar…entre los renos y la habilidad del hijo de Dios para estar en más de un lugar a la vez, todo eso es lógico.

Ahora, alguien me podría explicar eso de “El conejo de Pascua”? Además de recordar el día que se abrieron las aguas para que los judíos esclavos huyeran de Egipto guiados por Moisés hacia la Tierra Prometida en el Pesaj, y la muerte y resurrección de Jesús en la Pascua de resurrección…qué tiene que ver un conejo que esconde huevos en todo esto? Además pretende llegar a todos lados, no? A menos que sea el de Duracell, dudo mucho que pueda cumplir mi objetivo.

Será mi falta de memoria o esta costumbre es medianamente nueva? Será una moda de padres modernos que viven en countries?

Por mi, que el conejo no venga…ayer…sobre el ropero de la casa de mi madre, vi un huevo que seguramente será para mí. En la semana haré yo mis compras y adiós necesidad del pequeño animal peludo y saltarín.

María, dudando de algunas nuevas costumbres

Anuncios