De Mario Benedetti
Cuando eramos niños
los viejos tenían como treinta
un charco era un océano
la muerte lisa y llana
no existía

Luego cuando muchachos
los viejos eran gente de cuarenta
un estanque era un océano
la muerte solamente
una palabra

Ya cuando nos casamos
los ancianos estaban en cincuenta
un lago era un océano
la muerte,era la muerte
de los otros

Ahora veteranos
ya le dimos alcance a la verdad
el océano es por fin el océano
pero la muerte empieza a ser
la nuestra…

A veces, lograr definir algunas cosas, se me complica…y no soy la única.

Poco antes de cumplir 18 (dieciocho) años empecé a trabajar en una consultora de sistemas. Éramos como 20 (veinte) personas…de todas las edades…yo la menor. Un día, con el solo fin de avergonzarme, me preguntaron: a qué edad una persona deja de ser joven? Evadí la respuesta. Al rato insistieron. Yo nada. Pasado un rato, viene otro y me dice “alguien de 40 años, sigue siendo joven?”. Me tomaron desprevenida. Dije “no es viejo, pero tampoco diría qué jovencito que es”. Se dieron vuelta y en voz alta sentenciaron “Roy, dice María que sos viejo”. Me puse de todos los colores posibles para terminar en un rojo intenso, queriendo explicar lo inexplicable, aclarando sin aclarar. (Roy era dueño del estudio).

Hace 2 (dos) años se arrojó del balcón una mujer. Le pregunté a Aurelio, el encargado del edificio, si era joven. Muy serio contestó “no sé”. Hizo una pausa y comentó “tenía 25 años”. Cómo???? Sabía la edad pero no sabía si era joven? Se lo conté a mi Tutu, que le dió la razón. Dijo conocer mi edad, pero no sabía si yo aún era joven.

Tema difícil si los hay. Y sigo pensando. Pero ahora tengo algunos hechos de la vida que permitiría situarnos en algún lugar.

– Hijos de amigos te prestan libros.
– Hacés un curso de Inversionista Bursátil con un sobrino y querés “engancharlo” con una compañera de oficina.
– Fuiste al bautismo de los hijos de amigos, luego a las comuniones, confirmaciones y ahora contratás a una de ellas como odalisca para animar una fiesta de oficina.

Listo…ése es el límite…no dá para seguir hablando del tema, no?

María, no importa…está todo bien.
P/D2. La diferencia horaria me complica…si te llamo cuando me despierto me vas a querer matar y ahora me voy a dormir. En fin. Cuidate.
P/D3. Mirá el tema que encontré!!!!!!!!!!! Decime que no te copiaste de ahí el nombre. Te acordás? El profesor Hippie era, no? juajuajuajua…cantala…la sabés…y no fuiste a coro…te perdono…

[odeo=http://odeo.com/audio/6267733/view]

Anuncios