Quizás sea una idea pasada de moda, pero para mí, las cosas a su debido tiempo.

La preparación de un bizcochuelo incluye un “dejar que se enfríe, decorar y servir”. He leído alguna vez en una cantina “quien sabe comer sabe esperar”. Sé que si una mujer necesita 9 (nueve) meses de embarazo para tener un bebé, no hay regla matemática que aplique para poder decir que 9 (nueve) mujeres podrían hacer ese trabajo en un mes. Y así con todo. Además, creo, hay “pasos” para llegar a todos lados.

A ver, reconociendo que existe el amor a primera vista…lo ves…se ven…lo sienten…se conocen…luego se dan cuenta que es amor y por definición, fue a primer vista.

Salvo una mamá o un papá cuando ven a ese bebé y se enamoran de inmediato y saben que va a ser para siempre, me resulta muy difícil creer en esas cosas así tan de repente.

Cuando dejamos pasar hasta decir el primer “te quiero”? Hasta el “yo también” tiene un tiempo de espera. Y la confianza? Cuando empezamos a dejar que el otro se acerque de verdad? Cuando le confesamos lo inconfesable? Cuando nos aprendemos de memoria? Cuando nos leemos las miradas?

Llámenme antigua, pero creo que todo esto debe pasar antes de rotular una relación.

Ayer fui a comer a lo de mi hermana. Como se dice habitualmente “ni escupas para arriba”. Bueno, si saberlo, lo hice. Llegué en el momento de “visita con amigas”. Ningún problema, las conozco a todas, compartimos algunas.

A la hora reglamentaria se retiraron y vino la comida. Mientras esperamos el delivery del helado, la pequeña y su padre se instalaron a ver Gran Hermano. Sentí que era el momento de retirarme…pero saber que venía crema de arándanos en el pedido hizo que me quedara un poco más.

Nosotras nos quedamos en la cocina. La conversación estaba encaminada para el lado “planes de vacaciones”. Le comentaba del posible inicio agarrando la Ruta 3, cuando entraba mi Tutu y lanzaba un “me parece que la que se va es la novia de Sergio Denis. No llegó el helado?”. Inevitable el “en serio se va? Y la otra? La que se habla todo…la que de entrada dije que se iba?”. No había respuesta, la chiquita había imitado la velocidad de la luz y estaba de nuevo frente al televisor.

De más está decir que no me generaba nada de curiosidad…pero creo que mi compañera de charla estaba un poquito en la cocina y un poquito pendiente de la nominación.

Y así hasta que mi recorrido llegaba al Faro del fin del mundo. Me dijo “qué lindo”, aunque en el fondo deseaba saber qué pasaba en “la casa”.

Cediendo sin que me moleste, nos acercamos a ver de reojo EL programa.

Siendo Viernes, y habiendo ingresado al programa el Martes cerca de la medianoche, no es muy apresurado que un chico le confesara a una chica “estar enamorado”? Además le aclaraba…”no tengo 18 años…ya tengo 25…sé lo que quiero”. Envidio a la gente capaz de enamorarse y saber qué es lo que quiere a las escasas 72 (setenta y dos) horas de conocerse.

Al final, los nominados fueron: Sebastián, que atendió el teléfono en la semana, Claudia, una rubia que se quejaba porque se le empezaban a ver las raíces y Pablo.

Sé de la comida rápida…de hecho la consumo. Suelo ir a la caja rápida del supermercado si compro menos de 15 (quince) productos. Revelo las todos en Kodak Express. Abono las facturas de servicios en Rapi pago. Para ir a Escobar me tomo el 60 (sesenta) rápido. Vi la película “Rápido y furioso” (no me gustó…pero es porque no me atraen ni autos ni motos). He viajado a Corrientes en micros de la empresa Central El Rápido. Intento practicar Lectura Veloz. Tipeo (mal) pero bastante rápido.
Alguna noche de invierno, la polenta Mágica de un minuto me ha salvado del hambre.
Reconozco que los pochoclos para microondas en 2 minutos son el mejor invento luego de la bicicleta fija y la tijerita que se dobla toda. Para todo eso, la rapidez me viene bien, pero para el tema de relaciones personales me parece que se necesita un poco más, no?

Me quedo con lo que decía Fabiana Cantilo en las épocas de Los Perros Calientes: dame un tiempo para amar…puede resultar o no…

María, tomándose un tiempo…
P/D. Si a Dios le llevó 6 (seis) días crear el Universo, tarea relativamente fácil en comparación, puede alguien sentir amor en sólo 3 (tres)?

[odeo=http://odeo.com/audio/5967153/view”]

Solo cuando pienso en vos
Trato de ver lo mejor
pienso en lo que puede pasar pero ya no quiero volver atrás

Dame un tiempo para amar
puede resultar o no

Abro una puerta más
y veo que no resultó no se si tengo la razón espero mucho más de vos.

Dame un tiempo para amar
puede resultar o no.
No creo en tu amor,
ya no creo en tu amor

Dame un tiempo para amar
puede resultar o no.
No creo en tu amor,
ya no creo en tu amor.

Anuncios