En los últimos años, cuando intentan vendernos un celular, ya no sólo dicen “vos que estás fuera de tu casa lo necesitás para estar comunicada por si pasa algo”. Nos vinieron con el cuento de mandar mensajes de texto, que se usan como alarma, que con una tecla llamás a la policía, prefectura o Mapa, que podés sacar fotos, que graba una conversación, que es agenda, que graba vídeos, etc, etc, etc.

Doy fe que mi fiel Sagem MY 400 SL hace todo eso. El espectáculo de ver a Pablito caído estilo “palomita” en la cancha fue capturado por el celular en su modo “vídeo”. Si alguien llamó en ese momento, pido disculpas, no se pueden hacer dos cosas a la vez.

También tomé fotografías a los corazones auspiciados de la plaza San Martín, a la mejor mayonesa de ave que comió Rocío en un restaurante de Caballito, a la quemadura de mi brazo, a Toshy, en fin…los hechos importantes del año fueron capturados por el celu.

Al parecer algún muchacho con turbante, haciendo de extra o testigo de la ejecución, comportándose como competencia de las cadenas de noticias, desde un rincón, sacó el celu, lo disimuló y registro TODA la ejecución…y la publicó.

Digo, no estaremos cruzando por un pelín la barrera entre lo periodístico y lo macabro?

María, reponiéndose de lo de anoche…

Anuncios