Perdonen que hoy esté así, pero, pregunto, no les pareció como mínimo “casual” todo lo que pasó con el señor Gerez en la última semana? Justo antes de terminar el año desaparece otro testigo clave, el gobernador de la provincia, el presidente de la nación y el ministro de justicia, todos muy bien coordinados, inician la campaña de búsqueda. El presidente habla por cadena nacional, culpó de todo esto a la mano de obra desocupada, se puso los pantalones como quien dice, y al rato apareció el buen señor.

No se en qué porcentaje, pero me invade un sentimiendo producto de una aleación entre el alivio por saber que está vivo y la sorpresa por tanta “casualidad”.

Hace un rato vi a la esposa del señor Gerez que arrojaba carrozas de flores al presidente, a su actitud, a la seguridad que nos transmite, al orgullo que siente, etc, etc, etc.

Bien por la aparición con vida de alguien!!!! No quiero más desaparecidos…pero no se…todo medio extraño para mi gusto.

María, dudando, dudando, dudando…

P/D. De Julio Lopez nada, no?

Anuncios