Pocas cosas me dan más risa que situaciones entre locos. Eso también tenemos en común, no? Éste es sólo para vos…

María, sabiendo que de poeta y de loco todos tenemos un poco…jejeje…en mi caso, con honra me aferro a la locura…

En Marruecos, en la plaza de un mercado, andaban dos locos cogidos del brazo cuando uno de ellos llama la atención al otro y señala hacia el cielo:

-¡Mira!, está anocheciendo.

-¡No hombre!…¿no ves que amanece?

-¡Cómo!, ¿no ves, estúpido, que se está haciendo de noche?

Y así transcurrieron horas de discusión hasta que, comenzando a aburrirse, decidieron preguntar a alguien y salir de dudas. Acertaron a preguntar a otro transeunte del mercado, quien, casualmente, estaba mucho más loco que ellos:

-Por favor, ¿nos puede resolver una duda?, ¿amanece o está anocheciendo?

El loco contempló el cielo durante un rato y finalmente respondió:

-En realidad no lo sé, porque es que yo no soy de este barrio.

Anuncios