Tutu, esto es sólo para vos…el resto no creo que lo entienda, no?

Dicen que este sacramento es para confirmar lo mismo que prometimos cuando te bautizaron. No se si el obispo saber todo lo que yo prometí ese día. Creo que recuerdo la mayoría…y espero que vos me digas si los cumplí o hice lo que hacen los políticos y me olvidé en el camino.

– Cuando me preguntaron si renunciaba a Satanás por vos…contesté que “si”…y también prometía que me iba a quedar siempre cerca tuyo…de manera que no tuvieras que extender mucho la mano para alcanzarme cuando me necesitaras. Si Satanás se llegaba a acercar, yo me iba a asegurar que no te tocara nunca.

– Prometimos que la fecha del bautizo sería recordada como si fuera tu cumpleaños. Recuerdo y festejo con vos ese día y todos los días en que tenemos la dicha de compartir aunque sea un minuto juntas.

– Prometí que contestaría todas las preguntas relacionadas con Jesús. No me hiciste muchas…pero intento responderte todas las preguntas que me hagas…incluso la que repetís siempre “cuanto es 7 por 8?”. Nooo, mentira…desde que usás la calculadora ya no preguntás eso. Y hay otra pregunta que nunca te respondo: cuando venís corriendo y te “colgás”…el breve espacio de tiempo en que tus pies no tocan el piso me preguntás “qué hago a upa?”. Grandota y haciendo esos chistes, eh?

– Se que tenía que acompañarte a misa…no lo hice…pero te acompaño al cine, al teatro, a la cancha y a donde vos quieras. Ojo, llevamos a Toshy al cine…eso cuenta doble, no? Y después del cine a comer…eso cuenta triple creo…

– Debía enseñarte a rezar. En algunos casos lo hiciste vos conmigo…y estuvo bueno…aunque estuve de más ir corriendo y decir “mamá, mamá, la tía no sabe el padre nuestro completo”…qué fea actitud.

– Debía recordarte los dogmas de fe de la iglesia. Me ocupé de recordarte siempre cuanto te quería e intenté darte la seguridad de que siempre iba a estar con vos, y si te llegara a faltar la fe…ahí estaría la mía…que es mucha.

Intenté ser una buena madrina, una buena tía y una buena amiga. Espero haberlo conseguido…es importante para mi…

Te agradezco la compañía y la complicidad que me das siempre. Sos mi confidente y sos de fiar…menos la vez que te conté lo del tatuaje…bueno…ya pasó.

Hice la chocotorta para después de la iglesia!!!! Espero que monseñor no se duerma como hace siempre. Pobre…ya está grande, no?

No se si se hacen regalos en esta fecha…por las dudas…mirá lo que te dejo…ahora si que vas a poder cantar tu tema favorito sin la flauta dulce…

Un beso

María, recordando lo lindo que es tener una ahijada…
P/D. Vicky…vos también podés cantar…

Anuncios