Increíble como cambian los rituales con los cambios tecnológicos.

Hasta hace unos días, mi rutina era la siguiente:

– Sonaba el celular en modo despertador…lo ponía en “pausa” y dormía 10 minutos más.
– Volvía a sonar…una nueva “pausa”…dormía otros 10 preciosos minutos
– Sonaba y me levantaba
– Al pasar por el cuarto que uso como escritorio, prendía la compu
– Abría la ducha
– Me cepillaba los dientes
– En ese tiempo se había iniciado la máquina. Me conectaba a Internet Dial-up.
– Iba a la cocina a tomar mi Actimel diario
– Sacaba la comida de la heladera y la metía en el morral
– Volvía a la compu y revisaba el correo
– Después me bañaba, vestía e iba a trabajar

Ahora, la rutina es la siguiente

– Suena el celular en modo despertador. Este nuevo modelo, entre las muchas desventajas que tiene, figura la de tener música horrible…o sea…arranco de mal humor por despetarme con algo que suena a Jambalaya. En vano intento ponerlo en pausa durante 10 minutos. Si toco un botón subo el volumen, con el otro lo apago…no hay forma de volver a reprogramarlo sin despertarme del todo. Ya está…no le puedo robar al sueño esos valiosos minutos como antes.
– Al pasar por el escritorio, muevo el mouse, se prende el monitor…tengo banda ancha no necesito conectarme…ya estoy on-line. Reviso el correo.
– Paso por la heladera. No hay actimel. Por quedarme navegando en Internet, (les dije que tengo banda ancha, no?), no fui al supermercado…en la heladera hay agua, ravioles del mes pasado, fideítos cabello de ángel, aceite de almendras y una mermelada. No se puede componer un desayuno decente con eso.
– Tampoco tengo comida para llevar, no fui al super…por estar navegando, disfrutando de la banda ancha, no cociné.
– Me baño, me visto y me voy a trabajar
– Salgo más temprano, llego más temprano…estoy en la oficina sola como loca mala…y de mal humor por el mal despertar…

Ahora, siendo objetiva:
. Sin banda ancha y con mi ex-celular, no me salían mucho mejor las cosas?
. Antes estaba más organizada. Ahora improviso todo el tiempo.
. Arrancar con un tema que me gusta, me predispone mejor?
. El tiempo entre “Tiene x mensajes nuevos” y poder leerlos, no hacía que habilitara mi intuición desde temprano intentando saber quien me había escrito? Ahora es fácil, me acerco y ya se todo: quien escribe, de qué se trata y, si quiero contestar no tardo nada…pero no puedo hacerlo…pienso más lento que la velocidad de mi modem.

Se que es necesario el recambio tecnológico…pero yo estaba acostumbrada a los otros ritmos…o será que el mundo está girando más rápido y no me di cuenta?

Hace 30 (treinta) años la foto que teníamos de Marte nos abría la posibilidad de que otra civilización haya estado por ahí, haciendo una especie de esfinge con cara humana.
Gracias a los últimos adelantes, se confirmó que “eso” que se veía no era la cara de una mujer, era simplemente una montaña.
O sea, ninguna posibilidad para la existencia de marcianos, no? Y hasta ayer yo pensaba que si y tenía esperanzas…

Se podrán desandar estos últimos días y descartar los cambios como si fuera un “Ctrl+Z” en un archivo?

Y por si todo esto fuera poco…ayer era Invierno…hoy Primavera…

María, pidiendo URGENTE que la vida tenga un “undo”

Cambia lo superficial
Cambia también lo profundo
Cambia el modo de pensar
Cambia todo en este mundo
Cambia el clima con los años
Cambia el pastor su rebaño
Y asi como todo cambia
Que yo cambie no es extraño.
 
Cambia el mas fino brillante
De mano en mano su brillo.
Cambia el nido el pajarillo.
Cambia el sentir un amante
Cambia el rumbo el caminante
Aunque esto le cause daño.
Y asi como todo cambia
Que yo cambie no es extraño.
 
Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia
Cambia el sol en su carrera
Cuando la noche subsiste
Cambia la planta y se viste
De verde en la primavera
Cambia el pelaje la fiera
Cambia el cabello el anciano
Y asi como todo cambia
Que yo cambie no es extraño
 
Pero no cambia mi amor
Por mas lejos que me encuentre
Ni el recuerdo ni el dolor
De mi pueblo, de mi gente
 
Y lo que cambio ayer
Tendra que cambiar mañana
Asi como cambio yo
En esta tierra lejana
Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia.

Anuncios