Se acerca esta fecha (principios de Septiembre) y empieza una tarea por demás complicada para mi: comprar un regalo para mi madre. No se me ocurre nada, entonces pido ideas y recuerdo regalos anteriores.

Normalmente, le regalo algo, lo aprecia, lo agradece y me “comenta” que eso le iría bien con “alguna otra cosa”. Ejemplo: le regalé un pantalón…me manifestó que era muy lindo y que se tenía que comprar algo que le combine con ese color. Si eso no es un mangazo, no se lo que es. El año pasado me mató: mi asesora personal en estos temas me dijo “tía, un sweater no le va a sobrar nunca”. Le compré uno hermoso color beige en Falabella. Lo vió, le gustó, se preparó y lanzó un “sabés que quiero ahora?”. Yo pensé que algún complemento para hacer un twin set. No, me dijo “ahora quiero Internet”. No encontré palabras. Como le dijo “no” sin que suene “NO”? Cambiamos de tema. Digo, si se suele olvidar de algunas cosas, por qué no se olvidó de eso? Cada tanto vuelve a reflotar su “necesidad”. Ninguna posibilidad.

Esta semana pedí ayuda…quería que mis amigas aportaran ideas. Aclaré que quería que fuera algo “util y necesario”. Ya tiene TV equipo de música, toda la colección de Julio Iglesias y Los Nocheros, una fuente Feng-shui y un móvil con bambú de la india. O sea, sus necesidades básicas satisfechas…pero…algo tengo que regalarle.
De acuerdo a las sugerencias, me fui dando cuenta lo que cada uno considera básico y elemental. Paso a enumerar “la ayuda” recibida.

– Máquina para hacer pan. En el siglo 21, con panaderías en cada cuadra, viviendo mi madre en la ciudad, a media cuadra de la avenida Corrientes, en necesario fabricar su propio pan? Fargo acaba de lanzar una nueva línea de panes con semillas o algo así…será que mamá tiene que hacerle la competencia?
– Un masajeador. Pero por favor, miren si esta señora se va a tender en una alfombra, va a apoyar sus pies en “eso” y se va a dejar zarandear? No…mamá es una persona que no tiene ese tipo de necesidades…
– Un reproductor de mp3. Para qué quiere eso una señora jubilada, que NO tiene computadora ni necesita andar llevando su música a otro lado?
– Un perro. Y qué hacemos con Pulgui y Mikey, sus longevos gatos amarillos?
– Un viaje. Si, todo bien, pero el que aportó esa idea se hace cargo de las mascotas, eh?
– Un nuevo celular. Noooo, todavía me llama porque no se acuerda para qué era algún botón del que ya tiene…miren si voy a complicarle más la vida todavía. La idea es algo que ella disfrute, se entiende?

Y la lista no podría terminar nunca si quisiera contarles todo lo que me dijeron. Pero sigo sin saber qué regalar. Si a alguien se le ocurre algo que no sean estas genialidades, por favor, me avisa?

Muchas gracias

María, estrenando el mes de la primavera…
P/D. Ayer, día mundial del blog (¿?) y el servidor caído…será una señal para que dejemos las conductas adictivas?

Anuncios