Sin querer ser docente, creo que todos estamos en condiciones de aprender y enseñar. Propongo que muuuuchos de nosotros empecemos a enseñar a los pocos que arman la programación de los canales de televisión que ellos tienen el producto, pero nosotros somos los consumidores…es decir…tenemos poder. Qué pasa si TODOS, a las 23.30…dejamos la señal de Telefé y clavamos el dial en ATC? Se darán cuenta que lo que hicieron anoche no puede volver a pasar? Caiga quien caiga pasó a ser el programa de la medianoche…empezó a la 00.07.

A ver, si alguien nos respeta, nos lo tiene que demostrar. Veamos si cumplen con el horario a partir de ahora. Por otro lado, mientras les vaya bien haciendo lo que quieran, nunca van a aprender. Y el error, ahí, va a ser nuestro también…somos cómplices por permitirlo.

Yo digo basta…ojalá seamos unos cuantos.

María, apagando la tele a las 23.30…exigiendo respeto…

Anuncios