O dicho de otra manera…no escupamos para arriba…suele pegarnos en la cara.

Ayer unos orientales se raparon y donaron su cabello para que sea usado como absorvente en un derrame de petróleo. Qué pasa? No hay esponjas, ballerinas, trapos rejillas o franelas? Es necesario llegar al extremo de perder las lanas?

Y Marcos Di Palma? Ganó una carrerar y, cumpliendo una promesa, se cortó la melena!!!!

De nuevo Mónica Gutierrez manipulándose el flequillo.

Espero que la vida no sea vengativa y en algún momento se lleve lo que esta gente cree que les sobra…

María, muy apegada a sus rebeldes, indomables e indisciplinados rulos…rogando que se mantengan sujetos a sus bulbos capilares…

About these ads