Hoy estoy simple…puedo definir el día con una sola palabra: especial.

Ante todo, debo dar las gracias a Mariano Amartino, del Clarín, por haber recomendado mi weblog.

Y si de dar las gracias se trata, mis fieles amigos formarían una fila india ocupando TODA la calle Rivadavia…y recordemos que es la más larga del mundo, eh? En este momento no tengo ego, se tuvo que quedar afuera, no entra por la puerta de casa.

Así como el género o la edad permite ir haciendo sub-grupos dentro de los grupos de amigos, el tema “weblog” funciona de manera similar: están los que saben de qué les hablo por un lado y mi mamá por el otro. Bueno, en ese otro lado no está mi mamá sola. Hay otros más, pero que, de a poco, han ido pasando al primer grupo.

Tal como cielo e infierno tienen una transición llamada purgatorio, en una zona similar, una especie de gris, se ubican varios sujetos. Gente que no voy a nombrar porque después se queja. Y encima tienen buena intención: quieren recomendarlo, y como temen meter la pata llaman y me dicen “acá estoy fulano de tal, le estábamos contando que vos tenés un…como se llama eso que leemos a la mañana que nos hace reir?”. ¿No está bueno eso de reemplazar la palabra que queremos decir por el uso que le damos? Recuerdo un capítulo de uno de mis libros favoritos “100 años de soledad”: de pronto, la gente iba perdiendo la memoria y acudía al recurso de citar el uso para decir su nombre.

Sin ir más lejos, a veces, las conversaciones con mi madre me hacen recordar eso. Pero ella es selectiva…sólo lo hace con algunos elementos tecnológicos nacidos con posterioridad a la aparición del timbre y los nombres de actores/actrices/cantantes. Son realmente divertidos sus comentarios, y no le puedo criticar el método, porque siempre termino entendiéndole.

Ejemplos

Madre – Viste que va a empezar en un canal el programa ese con la rubia linda que trabaja bien?
Yo – Cual?
Madre – La que estaba casada con ese que canta…el flaco…que ahora no se si canta porque no lo veo más en la tele…que tienen un nene…
Yo – Cecilia Roth.
Madre – ESA. Y trabaja también la otra modelo linda, la de flequillo, la que tenía pelo corto, que se parece a Cristina.
Yo – Araceli Gonzalez.
Madre – ESA…y después otras que no me acuerdo. Pero no se si lo voy a ver…es tarde…y a esa hora está la novela esta que miramos…
Yo – Montecristo
Madre – Si, que está tan linda…viste cuando apareció? Y la cara del malo? El jovencito, el de ojitos claros que me gusta como trabaja…
Yo – Marcos
Madre – Si, pero qué bien que trabaja, eh? Parece medio turco…y qué lindos ojos. (ya se que lo había dicho en la frase anterior, pero le gusta enfatizar).

Y podría seguir durante horas…pero…para qué? Sólo sirve como ilustración para demostrar que aunque no sepan lo que es un weblog, ni como se publica, ni como se escribe, ni como se mantiene, todos, siempre, han tratado de compartirlo…y eso quería.

Muchas gracias!!!

María, sensible…si Tutu…se lo que son las demostraciones de afecto…las entiendo y las recibo…gracias a vos también…;)
P/D. Voy terminando…empieza la venganza!!!! Y si quieren tener tema de conversación, miren la novela!!!
P/D2. Esqui, que no se sepa!!!

Anuncios