Yo les dije… Jueves, Jul 27 2006 

…se acuerdan cuando hace un par de semanas les dije que la plaga de mosquitos que me estaba derrotando en la batalla de la subsistencia era meramente la antesala del fin del mundo? Bueno, la caída de las piedras ayer los convence? A ver si empiezan a confiar en mis instintos.

La única que me toma en serio es mi madre. Después del granizo la llamé para ver como estaba. Normalmente sale a caminar a la tarde, se me ocurrió que quizás la sorprendió la lapidación divina. Por suerte estaba en la casa. Y saben qué estaba haciendo? Rezando. Si, si, rezando con Isis, la joven hermana latinoamericana que vive en su casa. Les recuerdo que en Lima, Perú, lugar de orígen de la niña, no llueve. Tiene que ver con la corriente del Perú y demás yerbas. En otro momento se los explico. Cuestión, Isis conoció la lluvia en Baires, de granizo ni hablar. Y mi madre, en su afán de hacer causa común, está compartiendo la sensación de la primera vez con la joven. Lo primero que me dijo fue “mi hija, viste como caían esas tremendas piedras?…nunca vi una cosa así”. Tuve que realizar la corrección de inmediato: mamá…usted y yo somos del campo…es común el granizo…la que no vió nunca eso es es Isis. A nosotras, el invierno nos enseñó esto hace mucho”. Ni me registró. Eligió seguir rezando.

En fin, por lo menos alguien toma en serio mis señales: por qué no se asoman y dan una mirada de refilón a la puerta del futuro de mediano plazo? Está oscuro, pero se siente el galope de los jinetes del apocalipsis que nos están trayendo la humedad, los mosquitos, Basile en la selección, los super-poderes, el granizo, las novelas de la tarde, el programa de Tinelli, el nuevo disco de Shakira, las películas francesas y otras desgracias similares. No se asusten si la cosa empeora. Esto es sólo el inicio.

A disfrutar la vida, no sabemos cuando se va a cumplir el único temor de Abraracurcix (si no leen Asterix y Obelix no saben de lo que se están perdiendo): que el cielo se les caiga encima…aunque eso no va a pasar mañana, decía. Tengo mis dudas.

Elijan algo que les de placer y háganlo…pero háganlo YA!!!!!

María, anunciando…


contador de visitas

Contadores

La soledad es un amigo que no está… Sábado, Jul 22 2006 

Se acuerdan que el año pasado, luego del Tsunami, arribamos a la conclusión de que el eje de la tierra se había corrido y que era necesario saltar todos juntos el 20 de Julio a una determinada hora para que se acomode el planeta y dejemos de sufrir semejantes cataclismos?

Bueno, veo que estoy rodeada de una manga de amnésicos. Y no me vengan con que uno de ustedes saltó. SE QUE MIENTEN. Nadie saltó. Pero no se preocupen, acá estaré yo para recordarles que por culpa de ustedes van a seguir ocurriendo las catástrofes. La próxima noche que no pueda dormir por la invasión de mosquitos fuera de temporada, no los quiero saltando al lado de la cama…no me va a servir. No quiero saltos cuando Argentina vuelva a quedar eliminada por penales en un mundial.

Yo salté. A las 7.12 sonó el celular. Lo primero fue saber de qué lado estaba. Localicé el Fuyí 24, es decir, estaba mirando para la pared, me levanté, tomé el celular, pisé el ganchito donde se apoya el espiral y salté. E insulté también, por si era eso necesario. Leí el mensaje que había llegado. Era escueto. Decía sólo: “Feliz día del amigo tía”. Digo, hay que correr el eje de la tierra para tener semejante despertar? Y no pude seguir durmiendo. Me quedé en la cama sabiendo que alguien se había levantado más temprano sólo para ser la primera en saludarme. Le quitó unos minutos a su sueño para que la tía sepa que tiene muchos amigos, y que la recuerdan desde temprano. Pensando en eso, me bañé y me dejé en la cara la misma sonrisa de las 7.13. Me acompañó todo el día. Incluso cuando mis talentosas amigas Victoria y Cecilia, después de haber tenido una semana de tiempo, no lograron concretar reserva alguna para almorzar y festejar nuestro día. Al final, terminamos comiendo cerca del hipódromo de San Isidro. A la vuelta me dejaron en una agencia de remises, donde conseguí que en menos de 45 minutos de viaje el señor Ernesto, 56 años, de origen peruano, de la localidad de Chimbote para ser exactos, me invitara a salir, me contara cómo fueron sus inicios en el amor, descartara la diferencia de edades como un problema de pareja y me obligara a explicarle qué le quiso decir la vecina cuando le dijo que entre ellos sólo podía haber una relación “platónica”. Créanme que es complicado decirle a un desconocido que la señorita no quería tener intimidad con él. Al no estar la dama presente, fui yo el objeto de un “por qué?” que Ernesto me arrojó desde el asiento de adelante. Y qué le podía decir? Salimos de Paraná y Panamericana. A la altura de Melo ya me había invitado a salir. Por la General Paz ya me habló de la posibilidad de presentarme a la familia y en la cabina del peaje tuve que decirle que la vecina sólo quería platicar con él. La confianza que me había otorgado me permitió ser sincera. Me lo retribuyó descontándome $1.5 del valor del viaje, me agradeció la explicación y, de paso cañazo, me pidió “tips” para poder conquistar a una amiga. De prospecto de presentación a la familia pasé a ser consejera sentimental en 10 cuadras. En esta sociedad globalizada, las cosas cambian muy rápido.

Luego de eso, la tarde vino tranquila. Solamente tuve una pregunta que contestar “quien es Fidel Castro?”. La historia corta: Fidel tiene una nueva simpatizante, una morochita de ojos negros, de 12 años que, en 10 minutos de charla, llegó a la conclusión que los que tienen un problema son los Estados Unidos, que está bien que todos tengan la misma educación y la salud sea gratuita, que el resto de los países son injustos al mantener el bloqueo. En fin, una “zurdita” más entre nosotros. Obviamente, como me parece que no es un tema sencillo, en la semana vamos a volver a hablar del tema. En principio, simpatizaría con la causa del comandante. Ya tendrá tiempo de dejar las huestes revolucionarias y se pasará a la busguesía como todos nosotros. Les confieso que me gustó ver ese brillito en los ojos cuando pensaba en una sociedad donde todos fuéramos iguales. Siempre hablando de la teoría, claro está. En la práctica para que todos seamos iguales, alguien tiene que estar ocupándose de ello…y ese, por lo menos, ya no sería un igual, por lo que empezamos a contradecirnos…y ni tocar el tema de la libertad. En fin, sólo quería compartir la sensación de darme cuenta que los chicos crecen, que este año posiblemente no vayamos al teatro donde está Chiquititas sino que veremos el video “48 horas de Fidel en Argentina”.

Los dejo, tengo una ideología que resucitar.

María, sin saber por qué el 20 de Julio es el día del amigo…todos sabemos que el hombre nunca llegó a la luna…


contador de visitas

Contadores

Lea las instrucciones antes de usar Viernes, Jul 7 2006 

De ayer no pasaba. Directo al supermercado. Eran los mosquitos o yo. Y venían ganando ellos. No me podía decidir entre insecticida Raid e YPF.
Raid…lo fabrican los mismos Johnson y Johnson que el Raid 45 noches que fracasó.
YPF…mejor que sigan vendiendo nafta. Opté por el primero.
Me los imagino a los parientes estos Johnson…muertos de risa cuando escribían la letra chiquita que está detrás del frasco. Dice “Para una efectiva acción, rocíe directamente al insecto”. Perdón…pero…hay que ponerles una trampera? Yo sólo oigo el zumbido y veo las picaduras. Qué tengo que hacer? Contrato un chango con lentes infrarojos que me descargue el líquido cuando se apoyan en mi frente? Noooo.
Ese era el plan A. Descartado de plano.
Plan B: rocía la habitación. Eso hice. No dejé lugar sin rociar: TV, cables, películas, sillón relax, cortina, aire acondicionado, todo.
Por las dudas, un espiral en una botella sobre un plato en cada extremo de la cama.
El cuarto lleno de humo complicaba la visibilidad de Montecristo…el olor complicaba todo tipo de actitud socializadora de mi parte. No importa. El fin justifica los medios.

Pero todo se acaba alguna vez…y eso pasó con los espirales y el humo y el efecto del Raid doble acción. A las 3 de la mañana recibí una bofetada, impartida por mi misma, dejando como muestra de mi éxito el cuerpo inerte de una de las bestias. No saben con quien se metieron.

Me siento inundada de éxito y de olor feo. No es la guerra…pero es una batalla…y no perdí…al menos empatamos. La picadura en el lóbulo de la oreja es disimulable.

No quiero entrar al cuarto…esta mañana dejé detrás mío muuuucho aerosol…espero encontrar los cadáveres cuando habra la puerta.

María, buscando infructuosamente un flitero…alguien tiene alguno?



contador de visitas

Contadores

La aventura del descubrimiento Miércoles, Jul 5 2006 

Intento aprender algo cada día. Sobre el universo en general y sobre mi en particular. Respecto de esto último, pensé que las plagas que más detestaba eran las palomas. Después de aquella vez que me encontró la madrugada empuñando un cuchillo de carnicero en la derecha y una paloma en la izquierda y decidí que me habían ganado y me mudé, cada una mantuvo su territorio. Un par de gomerazos las mantuvieron en la raya en mi actual departamente. Una fumigación periódica ayuda, pero me di cuenta que, con la paciencia de un árabe, se consiguieron un aliado del reino animal y, de a poco, están socavando las entrañas mismas de mi ser. Si de algo me ufanaba era de poder dormir en cualquier lugar y a cualquier hora. Bueno, eso ya no es tan así. Las ojeras no mienten. Y no quiero que llegue el ocaso…para qué??? Si se repite lo de anoche estoy en condiciones de decir que voy a dormir como Leonardo Da Vinci: 15 minutos cada 4 horas. Todo empezó hace unas semanas..estaba a punto de conciliar el sueño y de pronto siento un sobrevuelo cercano a mi pabellón auditivo, con un zumbido característico…no era tábano…no era mosca…era mosquito. Me sacudí, me di vueltas, tiré unos manotazos al aire y me olvidé del tema. Siguiente noche, similar situación. No iban a amedrentarme. Fui a Norte y compré el producto más caro: Raid 45 noches. Ojo, con que me protegiera sólo esa noche, ya hacía negocio. Desembolsé los $10 y me vine sintiendo que compré la tranquilidad. Lo prendí y me fui a dormir. La luz entre amarilla y naranja que emite, sumada a la señal de stand-by de la tele nueva (a la anterior se le había quemado el foquito ese), la hora de la video casettera y el número de canal del conversor, hicieron que ya no fuera negra la noche en mi cuarto. Pero no importó mucho…intento dormir con los ojos cerrados, así que no era tan grave el tema. Así como descubrimos que Javi y Janín no eran telépatas sino unos hermanos fraudulentos, de la misma manera descubrí que Johnson y Johnson no testean personalmente sus productos…de lo contrario no sacarían a la venta un producto que ni ahuyenta, ni asusta, ni amilana a un mísero insecto sin cerebro. Y la humedad que hasta ahora estaba al tope de insufribles por el tema de los rulos, pasó a ocupar primero y segundo lugar porque ayudó a que estos enemigos de la salud mental se multiplicaran. Y ojo, no acuso por acusar…tengo pruebas: 3 botones rojos en la frente. Los muy ladinos parecía que quieran jugar al TA-TE-TI…me picaron en una alineación casi planetaria…y todo sin tener cerebro…ni sangre…ni sistema nervioso…en fin…un ser rudimentario que de alguna manera está tomando las banderas de las plagas que describe el apocalypsis y, de a poco, quieren acabar con la humanidad o con el sueño de algunos al menos. Y no me quedó otra que prender el aire acondicionado a ver si por lo menos huían a alguna casa con calefacción. No se si lo logré, pero el frío que hacía anoche en mi casa parecía Necochea en Agosto. Amanecí aterida…casi azul…con 3 puntos colorados en la frente. Simplemente, un papelón. Se acabó el caladryl y la crema para peinar. Algo más puede pasar en este día? Si, que anuncien que la humedad sigue. Por las dudas, saqué del bolso el equipo de dormir que me dieron en un viaje: el antifaz va a hacer que no me distraigan las luces de los aparatos electrónicos y los tapones evitarán que oiga los sobrevuelos nocturnos…pijama y medias para soportar el frío del aire acondicionado y buenas noches para todos.

María, esperando el fin del mundo…ya empezaron las plagas…

Pekerman, si tenés dignidad, echate… Domingo, Jul 2 2006 

A falta de partidos interesantes en la tele, no tuve más remedio que pensar. Y lo hice en muchas direcciones. Como primer horizonte: Argentina fuera del mundial. Hay gente que lo atribuye a los tiros penales…pero…seamos honestos por un rato: se acuerdan cuando le preguntaron a Demi Moore que era lo que le gustaba de los veinteañeros? Ella contestó “no saben lo que hacen, pero lo pueden hacer toda la noche”. Por momentos, esa fue la sensación que me transmitió el equipo argentino. Mucho caño del apache, mucho intento de gol olímpico de Riquelme, mucho escupitajo de Crespo, pero de peligro de gol…nada. Lindos pases, si, pero a lugares donde no había nadie con la camiseta azul. Claro, hubo un 6 a 0. Y saben a quien? Al equipo que quedó ULTIMO en la tabla. Ojo, pero nos vinimos conformes (con qué? Con estar entre los 8 mejores? ANDAAA). Nos dimos 2 (dos) lujos que nadie entiende:
– Dejamos en el banco a la promesa, al jugador que cualquier selección quiere tener, a quien me convenció de comer yogurísimo por las 7 razones, a la pulga…a Messi. Hicimos entrar a Cruz, un grandote que creo que llegó a Alemania por haber ganado algún concurso de CTI.
– Dejamos que pateara un penal decisivo al jugador que NUNCA dejaban que patee en su equipo de origen, Independiente, por malo, por madera, por inútil…si, si. el rubiecito Cambiasso.

Podríamos ser llamados “garúa” a partir de ahora: jodimos, jodimos, pero de mojar ni ahí. Sabían que esto no era un concurso de canjes, no? Digo, que Tevez meta 2 (dos) caños al mismo jugador no equivale a gol. Se suma cuando la pelota entra al arco, no cuenta el tiempo que la paseamos por el medio campo.Pero ojo, este mundial, como tantos otros, tuvo su lado divertido.
Me divertí gritando…pero más me divertí escuchando algunas cosas como estas:
– Posición adelantada y falta es lo mismo.
– Y si después del cambio Pekerman se dió cuenta que el otro jugaba mejor que este, puede deshacer el cambio y que vuelva Crespo?
– Messi no juega este partido porque en el anterior le dieron una tarjeta amarilla.
– Para la copa américa no hay que esperar tanto…se juega todos los años.
– Para los penales, si el Pato se siente mejor, puede volver y los ataja él?

No voy a decir quien dijo cada frase…pero cada una lo sabe. Ahora, si hace unos años los hombres quisieron meterse en la cocina y hoy son mayoría en la carrera de Chef, porqué no dan algunos cursos de football para mujeres y nos anotamos todas?

Y no sólo Argentina se vuelve…también mi firme cantidato: Brasil. Encima, los hacen volver los Franceses…salvo mi amigo “el Coronel”…nadie daba un mango por estos.

Recomendaciones: por unos días no vayan al bar Barco Pirata…deben estar desanudando nuestras servilletas y tienen que reemplazar las que mordimos de bronca. Además, la onda negativa que quedó no se va ni con un contenedor de sahumerios.

Un tema que me intriga: camisetas, su intercambio y posterior conservación.
Hasta las que usamos el Dove Crem, con 1/4 de crema humectante sabemos que después de un partido con mucha tensión la camiseta va directo al lavarropas, estos changos que la transpiran, se revuelcan, se secan con ella la cara, la saliva y los mocos, qué hacen cuando terminan el partido. Normalmente salen con un bolso, pero no creo que se animen a llevar ahí esas armas químicas. Y cuando llegan al hotel, donde las meten?Las mantienen en bolsas Ziploc hasta que sus esposas/madres o utileros se las laven? No me imagino una soga en la habitación de hotel ni tampoco entregarlas a algún lavadero o tintorería que podría hacer buen dinero con ellas. Perdí la oportunidad de preguntarle a Héctos Artico, ex estrella de River de hace unas décadas, ex-remisero de Remises 2000 de Martinez. Me contó que tenía una colección de camisetas que había intercambiado, que la esposa, cuando lo abandonó para irse con otro las regaló, que se volvió a casar, que le regalaron un terreno en Monte Hermoso, cerca de Bahía Blanca, donde piensa hacerse una casita, etc, pero nunca le pregunté como conservaba esas olorosas camisetas.

Pero lo peor de mi finde vino al final…hace un rato…”casi sin querer”…mi sobrino preferido, mi compañero en el curso de inversionista, mi socio en las inversiones, el que me acompaña a la estación de subte y me llama para ver si llegué bien, el negro…si…si…ese…ESE me preguntó si el Viernes puede traer una chica a mi casa. ME QUIERE PRESENTAR NOVIA!!!!!!!! Será de Dios!!! Recién va a cumplir 22 años y me quiere traer a alguien. La madre todavía no sabe nada, dice que primero quiere que la conozca yo. Estas cosas no se hacen…pero no le puedo decir que no…por lo menos así la conozco antes que las otras tías. En fin…típico atardecer del Domingo…sólo malas noticas.

Será hasta pronto

María, confirmando que la tristeza no es sólo brasilera…