No me vengan con que es un mes como cualquiera…no…no lo es. Lejos…es el que más feriados tiene…y todos que tienen que ver con la parte “espiritual”…seamos creyentes, practicantes o no.
La semana pasada tuve que ir a trabajar a las oficinas del Shopping. Arranqué a las 9.30…no había nadie…pensé que era lo mejor. Error. A la oficina llegaba el audio del paseo de compras: VILLANCICOS A MORIR!!!!!!!!!!!! Quien dijo que las fiestas son alegres?? La música es más que depresiva. Las canciones asocian la paz y el amor a algo aburrido. O cambiamos las costumbres y las religiones o aprovechando la época de recreación de películas y obras de teatro aggiornadas algún músico/compositor impone una nueva banda de sonido para la Navidad. Además, alguno de mis muchos amigos talentosos, podría explicarme qué tienen que ver los peces con la Navidad? Desde cuando los peces beben el agua del río para festejar que Dios a nacido? Beben agua del río porque viven en el río…no les queda otra. Y lo peor viene cuando se te “pegan” después de una hora, y sin querer, empezás a mover el pié al compás de la música. Ahí la cosa se pone vergonzosa. A eso de las 12.00 ya no sabía si quería llorar porque se termina el año, porque extraño a mucha gente que ya no está, porque no sabía cuando me iban a pagar el trabajo que estaba haciendo el finde, porque estaba sola o porque se me mojaron las alpargatas de yute y no podía caminar.
Y pare terminar con la depresión quise viajar. Saqué un pasaje en Lan. Todo 10 puntos, hasta que la mañana del viaje me entero que hay paro. PRIMER PARO DE LA COMPAÑÍA EN TIERRA ARGENTINA. Tenía que salir a las 18.50…salí a las 2.00 del día siguiente. (Cuando confirmaron que el avión estaba en la pista, se escuchó un aplauso casi igual al que soltaron los pasajeros de aquel viaje desde Salta, cuando, entre turbulencias y turbulencias mandé un sonoro “Hable usted, compañero Perro”, arengando al Perro Santillán…qué buen momento cuando el tipo me abrazó y me dijo “gracias, compañera…”…jejeje).
Pobre las azafatas…cara de embole, sueño y pesar por tener que usar como uniforme el mismo vestidito que usa la chica que baila tango en la puerta de Galerías Pacífico…y el mismo moñito!!!! De terror!!!!!!! Todo bien con los chilenos, hermanos latinoamericanos al fin, pero please, revisen el look de esas pobres chicas.

Y acá estoy, disfrutando del aire de las sierras…descansando…deseando un nuevo para poder quedarme más días…comprando alfajores para llevar como recuerdo…en fin…rutina.
Por el color, parece que el cielo cordobés se cae en cualquier momento en forma de piedras…negro, negro, negro!!!! Pero el día estuvo bárbaro…los vengo aprovechando…el color de mis mejillas lo acreditan.

Bueno, los voy dejando…se me derrite el helado.

Nos vemos

Marìa

Anuncios