Empezó la primavera… Jueves, Sep 22 2005 

Y qué mejor programa que ir a ver jugar a mis compañeros de trabajo al football? Zafé un par de semanas…me llegó la hora.

A las 12.30 partí rumbo a la cancha. Los primeros 5 minutos fueron de pura emoción: caños, goles, quiebres de cintura, precisión…parecía un Fla-Flu. Pero me dio culpa, dejé de ver a los 10 habilidosos practicantes del jogo-bonito y fui a ver EL partido.

La primer jugada que presencié lo tuvo a Sebi como protagonista: recibió la pelota pasada la mitad de la cancha, giró 90° y remató con todas sus fuerzas. Si, si, giró 90°, pateó a la cancha de al lado…pero con mucha fuerza, eh?
El partido fue desparejo. Pero desparejo de verdad…un equipo de 6 contra uno de 5…y ganó el equipo con menos integrantes…en fin…cosas del destino.

Confirmé mi teoría: hay gente que consume alucinógenos y cuenta partidos que no existieron. De las hazañas que citan habitualmente, en este partido…ninguna. Recuerdan a Pascualito Rambert haciendo una publicidad, jugando un partido con Dios? Al decir de la dirección que tomaron la mayoría de los remates al arco, todos estaban jugando con alguien que moraba las alturas.

Pero no quiero ser mala, más aún siendo ignorante de este deporte. Debo decir que por suerte no había cerca una comisión de defensores de los derechos humanos…una orden de arresto pesa sobre Sebastián…fusiló a un par de arqueros.

Esto ha sido todo…quizás haya una próxima vez para mi…vi un equipo de veteranos ocupando la cancha después de las 13.10 que fue bastante entretenido..

María
P/D. Falto magia, faltó precisión, faltaron goles…faltó Tito…

Anuncios

Secretos de familia Lunes, Sep 19 2005 

El asunto suena a novela brasileña…y algo de eso tiene.

Muchas veces he manifestado que mi familia carece de memoria en cuanto a mi nacimiento y primeros años de mi infancia. Antes de morir, mi padre dijo que había algo que me quería decir…un secreto…mi madre cambió de tema, al otro día murió y nunca supe detalles. Infructuosamente busqué fotos de mi bautismo. No hay. Recién a partir de los 3 (tres) años hay alguna muestra en papel fotográfico. Mi madre decía que tenía algo…pero no sabía donde. Bueno, el Sábado la presioné y logré que escarbara su archivo personal. A esta altura todos sabrán a qué me refiero, no? Y si, me mostró fotos de cuando tenía 1 año y medio. Sentada en el umbral del correo de Esquina, Corriente, con un short cuadrillé…una remerita con un osito…ojotas y…RULOS!!!!!!!!!!!!!! Si, si, si…cuando era chica tenía muuuuuuuuuuchos rulitos. Desde los 2 (dos) años, rulito que salía, rulito que me cortaban. Así sintieron que los habían exterminado por unos años…pero ahora renacieron…con esa fuerza contenida por décadas.

Por otro lado, hice cierto análisis de los apodos de mis primos: a uno de decimos “albino”. No fuimos muy originales, piel blanca, pelo blanco, cejas blancas, escasas pestañas blancas y algunas pecas. Otro primo es apodado el “colo” debido a su color de pelo. También están la “colo”, cabeza de fósforo, tuco y demás. Por otro lado, casi todas mis primas han tenidos un hijo pelirrojo. Para cerrar mi teoría faltaba hablar con mi prima Susanita…o a esta altura Susana. Conseguí el teléfono y la llamé. Me conoció al toque, después de haberme identificado por nombre y apellido. Le pregunté por su hijo, me confirmó que tiene el pelo rojo y que está terminando la primaria. Hacía mucho que no la llamaba…me había perdido algunos detalles. Seguí investigando genética y descubrí que un antepasado negro provoca tataranietos con cabellera color naranja. O sea, me salvé de ser colorada, pero los rulos llegaron hasta mi. Algún bisabuelo fue morocho-morocho. Ahora entiendo el apodo con que me llama mi madre “negra”. Y no sólo eso…me gustaba el tema Living en the frontline antes de saber que era de Eddy Grant….un negro de ley. Escucho a la negra Vernacci en radio y tengo un par de CDs de la Negra Sosa. Me gusta el bolero Lágrimas Negras. Una de mis tortas favoritas es la Selva Negra. De las facturas surtidas, lo primero que como son las tortitas negras. Tengo un par de botas negras. Cuando juego a las damas, a veces me tocan las fichas negras. No los quiero agotar…pero ese color es una constante en mi vida…y ahora entiendo el motivo…

No deja de preocuparme el tema de los rulos indisciplinados y rebeldes…pero intentaré no renegar de ellos, en definitiva son manifestaciones de la raza de mis ancestros.

Ojo, no ma cae bien Michael Jackson…él renegó de nuestro común orígen…no me va esa actitud.

Amigos, los voy dejando, tengo muchas cosas que meditar…

Nos estamos viendo

María, de ahora en adelante, una afro-americana

La farándula miente Lunes, Sep 12 2005 

Si, amigos, así es…mienten. Y no lo digo por las vedettes/actrices devenidas en candidatas a diputadas…no, no, lo digo por las que hasta hace poco parecían creíbles.
Hace un par de meses volví a ver La señorita de Tacna, esta vez con Florencia Raggi. Me resultó creíble su mala en la obra, así que decidí hacerle caso y probar el dichoso shampoo que hace que no se le caiga el pelo. Bueno, conclusión…el pelo no queda en la almohada…queda en el peine, cepillo, piso, bañera, etc. Después leí con atención la letra pequeña: evita la caída por quebradura…y claro…yo no estoy quebrada…así que no sirvió. El frasco se unio a los otros frascos en lo que se podría llamar colección inútil de productos para evitar la calvicie.
Si bien no es de mis actrices favoritas, pero como parece que tiene onda, le hice caso a Julieta Díaz. Caspa no tengo, pero nunca se sabe. Como corresponde, compré el frasco que casi garantizaba un pelo lacio. Ojo, no esperaba lacio-lacio, pero con que uno que otro rulo deje de ser indomable, me conformaba. Lo positivo…sigo sin caspa. El frasco está al lado del de la mujer de Repetto.

Conseguí una crema para cabellos rebeldes e indisciplinados. Si, si, como leen. Primera vez que uso la palabra disciplina para expresar un deseo capilar. Si bien ninguna estrella la promocionaba, tampoco dió resultados.
Y acá me tienen, con los rulos alborotados de siempre, víctimas de la estática, de la humedad, de la rebeldía, de la indisciplina, intentando en vano que el reiki pueda hacer algo.
En un acto de desesperación volví a la peluquería. Giorgio de la vuelta de casa. La tijeras llegaron de la mano de Angel. Negro…con bata de bambula turquesa con martingala. Creo que voy a volver a las manos de Tony…rulos no voy a tener…recuerdan que me dejó casi pelada? Bueno, estoy a un paso de volver a su salón.

Otras veces les he pedido colaboración…me han dado ideas…lástima que ninguna sirve. Igualmente, si quieren, sigan participando.

Luz, Paloma no apareció…creo que sigue armando portalámparas.Balestra, compré el hydraloe…debe servir para cabellos largos.

Hasta la próxima

María, rebelde e indisciplinada