Un concierto sin fronteras Sábado, Dic 3 2016 

En la misma semana en que se dictó el procesamiento de alguien que tomó el libro de Borges, le “agregó” cosas de su propia cosecha y publicó aquel El Aleph engordado, el universo me mandó la oportunidad de ver el concierto donde Gerónimo Rauch presentaría su disco “Here, there and everywhere”, 15 versiones de canciones de The Beatles…esas que fueron acusadas de ser pegadizas…a las que le “agregó” ciertas pausas (necesarias), las embonó de su particular sentimiento vocal y dio como resultado una obra de arte increíble.

Con total naturalidad invitó un bandoneón para hacer una hermosa versión del tango “Volver”…y como quien no quiere la cosa lo enganchó con “Eleanor Rigby”. Pareció una transición natural…sorprendente en el inicio…pero lógica después.

Si bien se lo sentía muy cómodo interpretando las canciones del disco, todos en el fondo esperábamos algo de los grandes musicales que protagonizó. Anticipó que cantaría algo que corresponde a un personaje femenino…porque le gusta hacerlo -. dijo.

Soñe un sueño tiempo atras….ahhh…se sintieron suspiros en toda la platea. Inevitable para mi no pensar en Elena Roger, la mejor Fantine…cuando de pronto…desde el costado del escenario se materializó esa imagen que tenía en mente. Tremendo dúo. Elena y Gerónimo hicieron vibrar un auditorio que aplaudió de pie y dejó escapar lágrimas de genuina emoción.

La energía quedó instalada en el medio de la sala y no bajó nunca más. Escuchamos Roxane de The Police, Music of the night del Fantasma de la Opera, Getsemani de Jesucristo Superstar y tantas que ya no recuerdo.

Del disco, cantó casi todas: Something, Come Together, Blackbird, Across the Universe, Don’t let mi down, Let it be, Help, Yesterday…piel de gallina!!!!!

Un clásico Sol, Si, Do…Sol…Si, Re, Do…dio paso a una gran versión de Smoke on the water que estoy segura hubiese sido festejada por la gente del “Violeta Oscuro”.

Y si de homenajes se trata, no podía faltar The show most go on…aún sabiendo que el show debería terminar porque no hay cuerpo ni garganta que aguante arriba del escenario ni corazón que pueda resistir semejante cadena de emociones.

Hubo bises…y bises de bises…pero se tenía que terminar.

Párrafo aparte para los músicos. Tomás Mayer-Wolf, un Luthiers, el que dirigió aquella orquesta que lo acompañó en Entre Miserables y Fantasmas en el piano, Gonzalo Fuertes en bajo, Mariano Cantarini en Guitarra y voces, Jorge Giorno en la batería, Paula García Presas haciendo magia con el violín igual que en Lleva Enero, un par de vientos y otras cuerdas que mi (des) memoria en este momento no los deja disponibles, pero que eran igual de buenos que los nombrados.

Si tienen la oportunidad, háganme caso, aprovechen la oportunidad de ver a este niño grandulón dotado de una voz que le permite cantar todo y hacerlo bien.

Dicen que Dios obra de maneras misteriosas…el día de hoy me mandó una bendición en forma de un whatsapp que decía “Te gusta Gero Rauch? Te invito hoy a las 21.00”.

María, con el alma llena de tanto placer…gracias!!!

P/D. Les dejo algunas canciones…en el teatro se multiplica la magia.🙂

 

Canciones que alguna vez… Domingo, Nov 27 2016 

Desde que tuvimos a mano un casete virgen y un grabador todos armamos nuestros compilados. Con total libertad nos animábamos a mezclar estilos y épocas. No era una tarea sencilla esa de seleccionar 10 ó 12 canciones que nos gusten mucho para tener siempre disponibles. Hoy Spotify nos alcanza las ya famosas listas de reproducción y hago uso de ellas.

Anoche Marisol Otero compartió una bella lista de reproducción en el Moliere. La llamó “Canciones que alguna vez…”. Que deliciosa coincidencia con mis gustos musicales!!

Vivo en esa calle…sentí que lo decía para mi “…salís de tu casa…por Arenales…lo de siempre…en la calle y en vos…”. Hermosa introducción de la Balada para un loco que su creatividad permitió terminara en Castillos en el aire. Siiii!!!!! Siempre creí que esas canciones merecían estar juntas…un gran tributo a todos esos envidiables locos que siempre recordamos.

Con permiso de Marilina Ross disfrutamos de una bella versión de Planeta nuestro, preparándonos para disfrutar de la frutilla del postre…recién empezado el show. Se justificó el adelanto…la invitada de honor era la gran Natalia Cocciufo, que tenía el tiempo justo para llegar a hacer función de Los Monstruos en El picadero.

No podrían haber elegido una canción que me gustara más…Desarma y sangra. Lujo de verlas en el mismo escenario, emoción de escuchar esas increíbles voces. Definitivamente EL momento del show para mi.

img_2855

Y luego de eso seguimos subiendo con Carpenters, Piazzolla, Rocío Villaverde como invitada…un gusto conocer nuevas voces como esa :)…después el recuerdo de Prana, en la voz de un Guillermo Lennard impecable.

Dignas voces merecen músicos de lujo: Gracias Gaby Goldman y Mariana Levitin estuvieron simplemente perfectos.

Un párrafo aparte cuando viajamos a Italia y España…a otras épocas. Raffaella Carrá en tono de tango haciendo un enganche de Luca y Hay que venir al sur, Cuando nadie me ve de Alejandro Sanz, y un tributo que haría sentir orgullo a Ana Torroja: Hijo de la luna y el momento del coro interno en “si te reencarnas en cosa, hazlo en lápiz o en pincel…y Gala de piel sedosa que lo haga en lienzo o en papel. si te reencarnas en carne vuelve a reencarnarte en ti…que andamos justos de genios…”.

Si pensaron que nada podía superar eso…inesperadamente el recuerdo de Yentl al oir Papa, Can You Hear Me? Pensaba que Michel Legrand y los Bergman habían escrito esa canción para Barbra Streisand…pero en ese momento sentí que un poco le pertenecía a Marisol…la hizo suya desde las incontenibles lágrimas.

Me quedé con ganas de más…de mucho más…pero se que no fue por falta sino por gusto. Se sale con el alma llena, buscando carteleras que digan donde y cuándo podremos disfrutar de nuevo de esta lista de canciones que alguna vez…

María, totalmente agradecida🙂

P/D. Fotos robadas de redes sociales.

img_2858

El espacio entre tu y yo Sábado, Oct 22 2016 

Qué linda excusa para volver al Actor’s Studio!!! Ese espacio cálido albergó anoche el estreno de “El espacio entre tu y yo”, la obra que marca la vuelta de Daniel Kuzniecka al teatro en el doble rol de actor y director.

Las luces y sombras de la escena van marcando la ubicación de la acción en ese escenario que puede ser auditorio, comedor, habitación o living. Un logro el diseño de luces y la escenografía.

Saverio publica un aviso en una red social buscándole novia a su padre, Juan. Responde Berta en nombre de su hija Sara y todo empieza a girar…como la vida misma.

Mary Colombres en la piel de Berta aporta humor y sorpresa por su desparpajo, un magnífico trabajo de Alejandra Jaef dándole vida a Sara (para mi la revelación de la temporada), Juan Cruz Canchef como el hijo originador de la trama y Daniel Kuzniecka con el astrofísico Juan que propone llevar a la práctica una fórmula que teoriza respecto de las relaciones románticas. La química que se genera desde el primer momento es creíble y se mantiene intacta hasta el final.

Una propuesta como aquella de “El amor tiene dos caras”, totalmente actualizada y localizada. Después de todo nada más universal como la vida, el amor, los deseos, los encuentros y los desencuentros.

La música merece un párrafo aparte. No pudo ser más acertada la selección.

Van a estar los viernes que quedan de Octubre y todos los de noviembre. Ayer la sala estuvo llena, no se pierdan la oportunidad de verlos antes que salgan de gira.

Un consejo: vayan un rato antes y tomen un rico café en la sala. Las paredes son historia pura…historia nuestra y de todos.

María

 

img_2520

La ofi Sábado, Ago 20 2016 

Momentos como éste no se pueden traducir en palabras. Hace un rato salí de ver “La ofi” en El picadero. 4 personas que pasan una noche encerrados en la oficina. Afuera la lluvia torrencial, adentro el cadete, el gerente general, la gerente de recursos humanos y la telefonista. La voz de Andy Kusnetzoff anuncia el inicio del fin de semana…y no pueden salir.

Tremenda jugada del universo haber unido a Melania Lenoir, Roberto Peloni, Alejandra Perlusky y Germán Tripel en el mismo escenario. En época de olimpíadas se podría decir que un acto de justicia sería entregar 4 medallas de oro.🙂

Me reí y me divertí mucho…llegué a las lágrimas cuando la gran Melania Lenoir hizo una magnífica versión de “Eclipse total de corazón”. Emoción necesaria para soltar. Un momento mágico que estaba necesitando desde hace mucho.

Seguramente volveré…y espero que quien lea esto me crea…confíe en mi opinión y vaya. Les aseguro que van a pasar un gran momento.

María, agradecida a la vida, al universo y al talento de algunas voces.

la ofi 3

Somos Childfree (¿Lo somos?) Lunes, Jun 27 2016 

Noche de domingo de lluvia en el horario de Argentina – Chile…ir a ver Somos Childfree en el Paseo La Plaza fue un PRO-GRA-MÓN.

Ahora que se conoce el vicablo spoiler…qué difícil es contar una obra sin caer en ese mortal pecado.

Todos sabemos lo que dicen los períodicos: una pareja que está de acuerdo en no tener hijos…hasta que el día en que el marido cumple 50 años se entera que su esposa está embarazada. No contaré más la obra…deben ir y ser testigos

Son media docenas de actores…media docena de espejos donde me fui reflejando alternativamente. La obra transcurre en una casa donde todos circulan descalzos, me pareció un detalle al principio, comprendí y aproveché la figura…me dieron la posibilidad de ponerme en sus zapatos con esa misma alternancia. Casi podría decir que ocurrió una serendipia en mi. Creía que iba a ver una comedia lineal…y nada más lejos de la realidad. Como en la vida, no hay buenos y malos…pero claramente el personaje de Tobal es el que más se luce por los matices por los que transita…imposible evitar la empatía.

La música es un tema aparte. Aun sin conocer el idioma, la mágica sucesión de notas fueron escogidas tan acorde a la situación, que igualmente hubiese entendido. Tomar una pastilla o escuchar esas cuerdas…ambas situaciones sanan. Javier López del Carril lo hizo…una vez más…lo hizo.

Se comenta que esta obra la están dando en 15 ciudades…los que tenemos la oportunidad de ir a La Plaza, aprovechemos y disfrutemos de un gran trabajo de Eugenia Tobal, Gabriel Goity, Valeria Lorca, Dennis Smith,  Martín Pavlovsky y Mariana Melinc.

Sigo escuchando una voz interior que dice “hacé lo que quieras…y si tenés miedo…hacelo con miedo”.🙂

María, lo que sucede…conviene…

P/D. Javier…gracias por la felicidad🙂

descarga

 

 

 

 

 

 

Tiempo mariposa en La trastienda Sábado, Abr 18 2015 

No hay 2 momentos iguales, por ende no podrían haber 2 conciertos iguales. Afortunadamente esa es una ley inviolable.

La noche de anoche fue diferente a todas las demás…sonó Tiempo Mariposa en La trastienda. Por primera vez, leí por ahí. Seguramente no será la última.

No soy de querer averiguar antes de qué se trata…elijo ser sorprendida…y mucho más cuando estoy convencida de que la sorpresa superará mis expectativas.

Puntualmente a las 21.00 la banda dirigida por Javier López del Carril llenó los espacios del escenario. La melodía de ‘Por suerte’ y la voz de Elena Roger llenaron todos los espacios de la sala. Inundaron quizá sea la palabra más indicada.

Como un rosario de bellas canciones fuimos pasando por “Tiempo de mares” de Lisandro Etala, “Vida” de Sebastián Irigo, “Azúcar del estero” de Lisandro Aristimuño, “Vamos a dar una vuelta”, con la participación María Ezquiaga, una de las autoras, “O mundo” de Abujamra y otras que ahora se me escapan de la memoria.

De pronto el segmento de “músicos invitados”. Qué placer!!!! Marcela Morelo acompañando en charango y voz para hacer la bella canción del gran Jaime Roos “Si me voy antes que vos”. Y de Uruguay a Alaska, de la nada apareció Kevin Johansen. No conocía “Bajá a la tierra”, pero ya me empezó a gustar. (En este momento suena en mi…”…baja a la tierra que no es tan terrible vivir aquí, yo te recuerdo cuando parecías ser feliz…¿para qué quieres más?…si tienes todo ya ¿para qué? si ya después nada más te llevarás…). Qué lindo poder cerrar los ojos y respirar esos sonidos de nuevo…bendigo la memoria…será mi banda sonora de fondo cuando lo desee.

Y cuando parece que no se podía superar ese encuentro, Lisandro Aristimuño con su “Sun…in the sun…in the sun” me transportó a un lugar que tiene que ver con algo del alma de niño que todos conservamos y se anima a aparecer en estas ocasiones.

El siguiente invitado fue otro talento de la familia Roger…Sergio. Un maestro con la eléctrica. Fue como tener una banda de rock sinfónico en el escenario…ese sonido de los 80’s / 90’s que siempre gusta. Nos dejó con ganas de ‘El oso’…para la próxima Sergio!!! Debo confesar que me hice su fan desde que los escuché en el Gran Rex haciendo “Cuando estoy sola y sueño”…me encanta esa canción…un día se que la volveré a escuchar.

Hasta lo bueno tiene que terminar, y aunque nadie quería, sabíamos que habría que partir. Alguien se animó a pedir (sic) “Hacete algo de Piaf”…y fue concedido su deseo…sin música de fondo, tan solo con su voz se escuchó “Non, je ne regrette rien”. Y ya que estaba en el baile había que bailar…en el mismo clima íntimo pudimos disfrutar de un fragmento “No llores por mi Argentina”. Y el que quería tango también tuvo lo suyo…nos regaló un pedacito de “Siempre se vuelve a Buenos Aires”.

Y luego los bises, y los coros…y las palmas…y el final en Rapa Nui que nos dejó ir tranquilos, en calma, con ganas de volver.

Carlos Britez (piano y acordeón), Osvaldo Tabilo (batería y percusión), Juan Bayón (bajo, contrabajo) y Christine Brebes (violín) y el MAESTRO Javier López del Carril  tocando guitarras, cantando, dirigiendo y haciendo todo bien.

Disfruté mucho la noche, fue mágica y esperada. Suelo ir sola a estos lugares, en Uruguay me animé a llevar a mi Tutu y anoche me acompañó una amiga que conocía poco y nada. Esperaba su opinión del final, fue lo que esperaba…ni más ni menos. La anoto en la lista de los que gustaron del concierto. Gracias por venir.🙂

María, en casa, sin radio ni TV…tengo mi propio sonido y me gusta mucho…

elena-roger-tiempo-mariposa-ya-disponible--19534-MLA20173330918_102014-O

Tiempo mariposa en el Teatro Solís Martes, Mar 24 2015 

Lo opuesto a vergüenza ajena sería algo así como orgullo ajeno. Eso sentí la noche del Jueves al ser testigo de la devolución por parte del público respecto del concierto de Elena Roger en Montevideo.

He visto muchas de esas ovaciones, pero cuando es en el extranjero es diferente. No conocían a Elena desde “Los miserables”, no vieron varias veces “Mina, che cosa sei?!”, no se emocionaron una docena de veces con “Piaf”, ni tienen todos sus discos…lo de ese teatro fue otra cosa. Quizás alguno fue por curiosidad, otros porque era en el Solís, otros por saber que fue “Evita”, otros seguramente por el boca a boca…la coincidencia se dio a la salida: fue un gran show, aplaudieron con ganas, disfrutaron del variado repertorio, se emocionaron con el Medley de Piaf y pidieron más.

El inicio fue el de siempre, una de mis canciones favoritas…”Por suerte”, del genial Javier López del CarriL, para luego anunciar “El tiempo de los mares” de Lisandro Etala. Y canción a canción el público fue celebrando la fiesta de estar ahí.

Y se vino un tango, y algo de rock nacional, un paseo por Nueva York, un bello homenaje a Piazzolla y Horacio Ferrer con “Balada para mi muerte”, una de “Mina”, una de “Evita”, una de “Los miserables”, varias de “Piaf”, algo de “The Police” y otro tanto que no recuerdo.

La banda dirigida por el talentoso e inspirado Javier López del Carril y 4 voces locales maravillosos hicieron una hermosa versión de “Ka Ha’i Mai Koe” que generó una ovación con la intensidad de Rosario, Mar del Plata o Buenos Aires, con ese tonito respetuoso rioplatense que tanto nos gusta. Fueron locales sin dudas, y fue muy lindo estar ahí.

En el hall se escucharon todo tipo de comentarios halagadores, merecidísimos por cierto.

En mi caso, una cervecita en un bar de la plaza con mi Tutu fue el broche de oro de una inolvidable noche.

Leí por ahí que el 17 de Abril se presentarán en “La trastienda”. Otra oportunidad🙂

María, agradecida…

elena

El patrón, radiografía de un crimen Viernes, Feb 27 2015 

Recuerdo haber estudiado alguna vez que en la lista de resoluciones de la Asamblea del año XIII aparecía “se abolió la esclavitud”, sin embargo sigue apareciendo maquillada de otras cosas hasta hoy día.

La película que fui a ver está basada en un hecho real con posterioridad a esa fecha, pero si tengo que contárselas en pocas palabras diría que se trata de la rebelión de un esclavo.

Parafraseando a Ortega y Gasset, Hermógenes Saldivar fue él y sus circunstancias. Sebastián Schindel delineó la historia de ese hombre y Joaquín Furriel lo puso sobre su piel y le dio vida. Se dice que originalmente le ofrecieron encarnar el papel del abogado. Leyó el libro y pidió hacer a ese hachero analfabeto devenido en carnicero, asumió el riesgo enorme y salió exitoso. Transformó su paso, su piel, sus rasgos, su acento y desde la profunda mirada de sus oscuros ojos nos contó su historia y fue imposible no entenderlo.

Ya antes lo había visto hacer Shakespeare, Calderón de la Barca, Beckett, De Cecco, Gambaro y alguno más que no recuerdo, anoche en el cine lo redescrubrí en otra faceta y se llevó todos los aplausos. Era cine, pero igual hubo merecida ovación al final.

Recomiendo la peli, es cine nacional del bueno y hay que ir. Es una historia bien contada, plasmada con calidad que estoy segura les gustará.

María, qué lindo es el cine nacional bien hecho!!!!

Tiempo mariposa – Mar del Plata Martes, Feb 17 2015 

Como cuando me tomo una botella de agua de un tirón sin haberme dado cuenta de que tenía tanta sed, anoche fui a ver Tiempo Mariposa a Mar del Plata y disfruté del concierto sin haber reparado antes de la falta que me hacía.

No son solamente 10 minutos de buena música, es un viaje…un recorrido a muchas sensaciones.

Al lado mío en la fila 3 una pareja que veía un concierto de Elena Roger por primera vez. Se habían quedado con las ganas de ver Piaf en Bueno Aires y Evita en Londres. Claramente habían ido llevado por los comentarios de los musicales, no quise adelantar nada…sabía que en cuanto oyeran lo otro quedarían fascinados como les hubiese pasado en Mina, o en Passion, o en Los miserables.

La primer canción fue la que tenía ganas de oír en ese momento…una escena mágica transformada en canción por Javier López del Carril: “Por suerte”. Una de mis favoritas debo confesar. Al terminar se vinieron los aplausos y el primer comentario de mi vecina: qué voz que tiene!!!! No dije nada…decir “ya lo sabía” podría haberse malinterpretado como soberbia. Siguieron aplaudiendo, como todos, hasta que Elena usó un trozo de tela a manera de “harapo” y nos recordó lo que hizo en “Los miserables”. Primer momento emocionante de la noche.

Cuando creí que nada me podría sorprender mucho oí los acordes de “Balada para mi muerte” y la voz de Elena me tocó el alma con esa bella canción de Astor Piazzolla y Horacio Ferrer. Un acierto haberla elegida para esa noche. Fue LA canción de ese concierto…y así debía ser…fue Mar del Plata el lugar que vio nacer al gran bandoneonista y fue un lindo homenaje. Fuimos varios los que no logramos tragar todas las lágrimas…algunas se asomaron y estuvo bien.

Y si antes hablé de magia, la galera era lo único que le faltaba. Esas cuerdas de guitarra extensión de los dedos del maestro López del Carril y la ductilidad de Elena le dieron vida a un middley de comedias musicales, de esas que conocemos todos, que nos llevaron a Nueva York sin escalas.

Y de Nueva York con un simple cambio en el vestuario estuvimos en París y nos emocionamos con una linda selección de Piaf. Ignoro cual es la clasificación de los aplausos dependiendo de la intensidad…lo que ocurrió ahí superó la categoría ovación por mucho. Fueron conmovedores tanto el silencio al escuchar como el aplauso al reconocer y agradecer.

Y si a la noche le faltaba intimidad, llegó el aporte de “Barro tal vez”. Suele ser uno de mis momentos favoritos del show…y anoche volvió a pasar.

La banda en gira tuvo otra formación, no se notó el cambio…el inspirado director se ocupa de que todo salga siempre bien. El violín de Paula García Presas, habitual en la formación de Lleva Enero, fue un deleite.

El pedido de bises hizo que la banda volviera por más. Desde las primeras filas alguien dijo “Evita”…”No llores por mi Argentina” fue la respuesta.

Un rato antes del show había pasado por el café London a tomar algo. En la mesa de atrás un grupo de una docena de personas merendando. No podría precisar el motivo, pero los vi y supe que iban a estar en el teatro. Juro que nadie dijo nada mientras tomaba mi café…pero supe que tranquilamente podrían ser el coro para “Ka Ha’i Mai Koe”. Y LO FUERON!! Vestidos diferentes de cuando el café…pero todos ellos en el escenario cantando la canción en Rapa Nui. Eran los Arsis Nova…mis felicitaciones…estuvieron muy a la altura.

Fue un bello final para un muy bello concierto. Queríamos más…OBVIO…pero está bueno quedarse con las ganas.

La pareja de junto me confirmó que disfrutaron muchísimo del show, celebraron haber sacado las entradas con tiempo, definitivamente volverán, como todos.

No me pude dormir al volver, tenía todas las emociones a flor de piel. Estaba contenta y se notaba. Fue una hermosa noche, hubo mucho más…ni hablé del tango, ni de Mariel y el capital, ni de la de Sting, ni la de Lisandro Etala ni tantas otras. No quiero quitarle la dosis de sorpresa a los que aún no han visto el show.

Acepten mi sugerencia y hagan como los señores de la fila 3 y vayan a conocer a Elena Roger y su banda o hagan como yo y sigan yendo. Hay garantía. No he encontrado alguien que no diga que salió fascinado.

María, ya en casa…final de carnaval…

IMG_2106

Bajo terapia Domingo, Ene 25 2015 

Que vivir la realidad de los demás con nuestros zapatos y en la vereda de enfrente es más fácil que resolver nuestros propios conflictos no es nada nuevo. Lo que plantea “Antonia” en ausencia es lo innovador.

Cita a 3 parejas de pacientes y los pone a trabajar en consignas que le deja en sobres. Instrucciones para cada pareja, en forma grupal y en algún caso algo individual.

En principio no se sienten cómodos para desnudarse completamente con extraños, pero de a poco se van soltando. El final es la comprobación que lo que no podemos resolver solos a veces resulta más sencillo si tenemos un grupo de contención.

Bajo terapia es interpretada por Carlos Portaluppi, Mercedes Scapola, Manuela Pal, María Figueras, Héctor Díaz, y Dario Lopilato, y dirigida por Daniel Veronese.

Gran trabajo coral . Elenco parejísimo, aunque se debe destacar la tarea de María Figueras. Creo que fue el personaje con menos letra, pero claramente fue quien más transmitió. Lo hizo hasta en sus silencios. Lo hizo cuando aparentemente la atención estaba en otro lado. Lo hizo de principio a fin.

El final recreó la rutina de los aplausos que no acaban y provocan que vuelvan a salir a saludar. Quedé conmovida y conmocionada. Ya la estoy recomendando…quiero volver…realmente disfruté muchísimo y quisiera que quien lee esto se contagie y acepte mi recomendación. Les aseguro que se van a divertir y van a pensar y saldremos todos con una lección aprendida.

María, viendo las cosas de otra manera…
P/D. Gracias prima!!!!!!

bajo-terapia

Página siguiente »